Deportes

Al Sevilla le sientan bien los parones internacionales

En las últimas cinco temporadas, el Sevilla ha ganado el 56,25% de los partidos tras los descansos por partidos internacionales. El último partido tras un parón fue un Sevilla 3-1 Zaragoza.

el 08 oct 2011 / 20:40 h.

Pulse sobre la lupa para ampliar. Una vez inmersos en la vorágine de la competición, los fines de semana de descanso que sufre la Liga de Primera División para dejar paso a los partidos de las selecciones nacionales son, a veces, bastante tediosos para el aficionado. También a muchos conjuntos le cuesta coger el ritmo después de que la competición pare durante dos semanas. 

Los equipos que llevan una buena andadura se quejan de que se corta su buena racha, mientras que los que no han logrado una buena serie de resultados ven alargada en una semana su agonía. Además, los equipos que se quedan en cuadro por las múltiples convocatorias de sus jugadores con las selecciones suelen tener problemas -jet-lag, lesiones, vuelos retrasados- que le lastran para el siguiente compromiso de la competición doméstica.

Pero ese no es el caso, al menos en el último lustro, del Sevilla Fútbol Club que en general suele sacar buenos resultados el fin de semana siguiente a los parones por los encuentros internacionales. De hecho, desde la temporada 2006/07, el equipo del Ramón Sánchez Pizjuán ha disputado hasta dieciséis partidos en estas condiciones -exceptuando el de la jornada 3 de esta temporada en la que jugó ante Osasuna- y sólo ha contabilizado cuatro derrotas.

Los otros trece encuentros se saldaron con nueve victorias y tres empates. Es decir, el Sevilla ha ganado desde entonces en el 56,25% de las ocasiones y, al menos ha puntuado, en el 75% de las veces. Los partidos perdidos sólo suponen el 25% del total.

La mejor, la 2008/09. Así pues, en este lustro el sevillismo ha podido estar tranquilo por los parones que se efectúan para que jueguen las selecciones nacionales, ya que, en contra de lo que le sucede a otros equipos como el FC Barcelona, normalmente ha conseguido balances favorables. En resumen, nunca ha perdido más partidos en esta situación de los que ha ganado en una Liga.

La pasada campaña, la 2010/11, el equipo que entrenaron Antonio Álvarez y Gregorio Manzano consiguió una victoria, un empate y una derrota cuando se vio afectado por esta circunstancia. En la jornada 2, empató sin goles en casa ante el Deportivo, en la 7 perdió 2-0 en el Molinón ante el Sporting de Gijón, salvando la estadística en la jornada 30, en la que venció 3-1 al Real Zaragoza en el coliseo de la avenida Eduardo Dato.

La temporada anterior, la 2009/10, repitió dos de los rivales y casi los resultados. En la primera ocasión en la que se dio esta situación, la jornada 2, goleó 4-1 al Real Zaragoza en Nervión. En la 7 jugó y perdió en Riazor por 1-0, cerrando la serie en el Heliodoro Rodríguez, donde venció al recién ascendido Tenerife 1-2 en el encuentro enmarcado en la jornada 11.

Pero el mejor año de este lustro en este sentido fue el correspondiente a la temporada 2008/09, en la que el Sevilla acabó tercero de la mano de Manolo Jiménez. Los nervionenses contaron por victorias los tres encuentros jugados tras el parón, siendo dos de ellos a domicilio. El primero, tras el tradicional descanso en los prolegómenos ligueros, se saldó con una victoria por 4-2 ante el recién ascendido Sporting de Gijón. En la jornada 7 -en el correspondiente al parón que estamos viviendo este fin de semana-, el Sevilla ganó en Almería por 0-1 y, ya en el tramo final de la competición, repitió victoria por la mínima en la cancha del Recreativo de Huelva.

También los onubenses fueron rivales en la 2007/08, aunque en esta ocasión en la jornada 3 y en Nervión. El Sevilla finiquitó el partido con un cómodo 4-1. En la jornada 8 viajó al Ciutat de Valencia y ganó al Levante por 0-2, terminando esta serie con una derrota, la única en casa en estos años, ante el Mallorca por 1-2.

Curiosamente, en la otra ocasión en que el conjunto blanquirrojo quedó tercero en estos últimos cinco años, cosechó su peor parcial. En la 2006/07 hubo cuatro parones ligueros, y el Sevilla sólo logró ganar en la jornada 2 en Anoeta. En la 6 perdió en el Camp Nou y en la 28 y la 37 empató ante Osasuna y Mallorca. Este último duelo fue muy doloroso, ya que enterró las opciones de alzar el título liguero.

  • 1