martes, 13 noviembre 2018
05:22
, última actualización
Economía

Alamedas para vivirlas

Una marcha ciclista hasta el parque del Tamarguillo reivindica su uso ciudadano.

el 02 jun 2012 / 19:56 h.

Un grupo de ciclistas, en su trayecto desde el Alamillo hasta el parque.

Manuel tiene dos años y ayer participó en su primera marcha ciclista reivindicativa, desde la Alameda de Hércules hasta el parque del Tamarguillo, para mostrar su rechazo hacia la intención municipal de construir un parking que atraiga coches hacia el bulevar, y de construir la ronda de circunvalación SE-35 partiendo en dos una zona verde por la que los vecinos pelearon durante años. Bueno, quizá Manuel, tocado con su casco reglamentario y sonriente en la sillita trasera de la bici de su padre, no tuviera tan claro cuál era el motivo, pero fue una más del medio centenar de personas que ayer recorrió estos ocho kilómetros para llamar la atención sobre la necesidad de mantener estos dos espacios en condiciones de que los ciudadanos puedan disfrutar de ellas, sin coches y sin atascos.

Para Miguel Ángel, su padre, no era la primera marcha de este tipo: este vecino de la calle Parras explicaba que la bici es su medio de transporte habitual para ir a trabajar y para desplazarse con su hijo y que aunque tiene coche no lo usa por el Centro de la ciudad. Es la filosofía que compartían quienes ayer se unieron a la protesta, amantes de la bicicleta que lo demostraban hasta en el saludo: "¡Qué preciosa tu cesta!".

La marcha estaba convocada por las plataformas ciudadanas contra el parking de la Alameda y contra el trazado de la SE-35 sobre el parque del Tamarguillo, y se completó con una manifestación al llegar a su destino."¡Degradar el espacio ciudadano para que pasen los coches es degradar la calidad de vida de los vecinos!", se desgañitaba Pepe Vázquez, de la asociación de Amigos del Parque del Alamillo, antes de echar a rodar. "Destrozar el parque es una canallada, porque los vecinos hemos luchado mucho por él", reiteraba, tras insistir en que la SE-35, la carretera que Ikea ha puesto como condición para instalar una nueva tienda cerca del aeropuerto, desgarrará el espacio donde viven decenas de especies y que ahora los vecinos han tomado como suyo.

La misma idea la retomaba el portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, sobre su bici: "No hemos venido muchos, pero es importante ver que la gente empieza a participar en este tipo de actos que suponen apropiarse del espacio para los usos ciudadanos", insistía.

Mani-fiesta-acción. No fueron demasiados los que iniciaron la marcha desde la Alameda -se unieron más al final, a la manifestación y a la jornada campestre en el parque-, ya que el plato fuerte en el bulevar es el previsto hoy, con múltiples actividades convocadas por la plataforma antiparking, que se celebrarán de 12 a 21 horas bajo el lema Mani-fiesta-acción. Habrá teatro infantil y de adultos, música, juegos populares y de mesa, un taller de punto y otro para fabricar parcartas para colgar en los balcones, entre otras actividades.

Para trasladar la idea de que los ciudadanos están "protegiendo y disfrutando nuestro espacio como lo que es: el patio de nuestra casa", la plataforma ha previsto dividir la Alameda, como si se tratase de las estancias de una vivienda -salón, cocina, dormitorios...-, a modo de "estancias hogareñas" y ha invitado a los vecinos a llevar sillas, mesas, enseres para participar en los talleres, juegos de mesa y comida para unirse a la acción. Además, los bares de la Alameda servirán "tapas antiparking".

  • 1