miércoles, 12 diciembre 2018
13:55
, última actualización

Alaya cree que Fernández cobró 600.000 euros como "dádivas"

La magistrada le imputa ahora un nuevo delito, cohecho, tras descubrir que compró viviendas a nombre de sus hijos con “dinero de origen desconocido”. Lo cita a declarar el 3 de marzo.

el 04 feb 2015 / 12:09 h.

De nuevo el exconsejero de Empleo Antonio Fernández vuelve a ser el centro de atención en la causa que la jueza Mercedes Alaya mantiene abierta por el fraude de la los ERE. La magistrada le ha vuelto a citar para declarar el próximo 3 de marzo, después de que le haya imputado por un delito más, el de cohecho. El motivo: haber comprado viviendas a nombre de sus hijos, en cuyas cuentas aparece como cotitular, con “dinero de origen desconocido”. Según la jueza, hay “indicios de los que se pudieran inferir haber recibido dádivas o regalos por la intermediación o tráfico de influencias”. antonio-fernandezEn un auto fechado el pasado 27 de enero, la titular del Juzgado de Instrucción número 6 asegura que en siete año, el tiempo que fue viconsejero y consejero de Empleo, “la suma del dinero percibido por Fernández y sus hijos, de origen desconocido” ascendería a “602.806,72 euros”. Una cantidad que habría adquirido “a través del abono en cuentas bancarias o utilizando la compra de inmuebles”, a lo que añade que el exconsejero, que estuvo en prisión por esta causa, “ habría sido autorizado o cotitular de algunas de las cuentas de sus hijos”. Estas son las conclusiones que saca la jueza tras revisar los informes realizados por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre el patrimonio de Fernández. Según el mismo, “durante el tiempo que desempeñó sus cargos como Viceconsejero y Consejero de Empleo” adquirió seis inmuebles (cuatro vivienda y dos garajes con trastero). Estos fueron “comprados concretamente en el transcurso de siete años, desde el 18-08-2001 al 15-10-2008”, aunque la mayoría de las compras se hicieron esgte último año, en concreto “cuatro de los inmuebles reflejados, dos suyos y dos para su hijo”. En este sentido, la magistrada llama la atención por el hecho de que el hijo de Fernández en ese momento estuviera “carente de ingresos para efectuar dicha compra al igual que en caso de la compra efectuada por su hija”. Unas compras, que junto con el dinero percibido, sumaría la cantidad antes citada. Por ello, Alaya ordena su imputación “como presunto autor de un delito continuado de cohecho”, y lo cita a declarar para el próximo 3 de marzo. A lo que añade que “a resultas de tal diligencia de prueba, se podrán ordenar aquellas que resulten necesarias para completar la investigación”, y así aclarar los hechos.

  • 1