domingo, 16 diciembre 2018
18:47
, última actualización
Local

Alaya ordena investigar quién cobró un cheque de 57.000 euros emitido por Mercasevilla

La Guardia Civil ha constatado que el talón fue cobrado y cree que tras esta operación puede esconderse un intento de blanqueo de capitales del conseguidor de los ERE Juan Lanzas.

el 13 may 2014 / 13:52 h.

TAGS:

Lanzas El pasado mes de marzo, la jueza Mercedes Alaya ordenó que se investigaran dos cheques emitidos por Mercasevilla por un total de 97.000 euros a nombre de un autónomo y de una empresa de construcción tras los que veía una posible facturación «ficticia» y tras la que podía estar la mano del conseguidor de los expedientes de regulación de empleo (ERE ) Juan Lanzas para blanquear ayudas obtenidas de forma irregular. La Guardia Civil ya ha constatado que uno de ellos, por valor de 57.091 euros fue cobrado el 23 de diciembre de 2008, por lo que la magistrada quiere saber ahora quién fue la persona que recibió esta cuantía desembolsada por la lonja. En un auto dictado el pasado 9 de mayo, y a petición de la Guardia Civil, la titular del Juzgado de Instrucción número 6 ordena a la sucursal de Unicaja en la que se cobró el cheque que le entregue a los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) todos los datos de filiación tanto de la persona que percibió el dinero, como del empleado de la sucursal que lo emitió. Estas pesquisas se producen después de que los investigadores localizaran en uno de los registros dos cheques que suman más de 97.000 euros a nombre de un autónomo y de una empresa de construcción, tras lo que se puede esconder un supuesto blanqueo de los fondos públicos por parte Lanzas. Éste medió en los ERE de Mercasevilla (2003 y 2007) y la magistrada pidió entonces a los agentes que comprobaran si estos pagos supuestamente facturados de forma «ficticia» se llegaron a efectuar. Los agentes ha podido comprobar por ahora que al menos uno de los cheques se ha cobrado. La Guardia Civil viene indagando desde hace tiempo «la presunta utilización por parte de Juan Lanzas de un entramado societario, organizado y dirigido por éste, para canalizar el dinero procedente de la Junta de Andalucía, y de empresas que resultaron beneficiarias de las subvenciones públicas debido esencialmente a la intermediación de Lanzas». Dentro de estas pesquisas los agentes llevaron a cabo un registro en un domicilio vinculado al cuñado de Lanzas, Ismael Sierra, en el que descubrieron «dos cheques bancarios en un archivo adjunto a un correo electrónico» enviado por Sierra a un empleado de La Caixa. Los cheques habían sido emitidos por Mercasevilla a nombre de un trabajador autónomo por un importe de 57.091 euros y de una constructora por 40.830 euros. La Guardia Civil cree que los datos de este autónomo y de esta empresa fueron entregados a los dos imputados «personas vinculadas a una gestoría, quienes habrían facilitado los mismos, aprovechándose del ejercicio de su actividad profesional, la documentación y los datos fiscales de sus propios clientes, sin el conocimiento de estos». De esta forma, Lanzas y su cuñado podrían llevar a cabo «la elaboración de facturación ficticia, permitiendo para ello la introducción del dinero en el circuito legal», con lo que puede que éste no haya sido el único caso en el que se ha utilizado este método de blanqueo de fondos, en el que incluso creen que «habrían contado con la colaboración del director de varias sucursales bancarias». Tanto Lanzas como su cuñado están vinculados con Mercasevilla y su ERE desde el principio de la investigación. La lonja pudo llegar a pagar 492.655 euros en comisiones al entorno de Lanzas por su mediación en los ERE de 2003 y 2007, aunque la Guardia Civil sólo ha podido detectar pagos por importe de 368.897 euros. Los agentes localizaron pagos de 326.607 euros a un testaferro de Lanzas, por el ERE de 2003, y de otros 166.048 euros a la empresa Maginae Solutions, vinculada a su cuñado, Ismael Sierra, por el de 2007, aunque sólo se han constatado hasta ahora la entrega de 42.920 euros.

  • 1