jueves, 13 diciembre 2018
18:56
, última actualización

Alaya rebaja a 10.000 euros la fianza al único encarcelado por el caso ERE

Recientemente pidió su libertad para, entre otras cosas, poder asistir el pasado Sábado Santo al bautizo de su último nieto.

el 15 may 2014 / 13:43 h.

La juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares tramitados por la Junta de Andalucía ha rebajado de 20.000 a 10.000 euros la fianza impuesta para poder salir de la cárcel al exdirectivo de Vitalia Eduardo Pascual, único imputado que permanece en prisión por este caso. En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la juez Mercedes Alaya ha rechazado la nueva petición de libertad planteada por el imputado, que ingresó en prisión el 23 de marzo de 2013 y que, de manera subsidiaria, pidió reducir la fianza impuesta a 5.000 euros, pues su tesorería "está exhausta después de una permanencia en prisión que supera un año y que no le permite recibir ingresos de su trabajo". En este sentido, la Fiscalía Anticorrupción no se opuso a la reducción de la fianza aunque advirtió de que "la nueva cuantía que se fije debe servir para evitar especialmente el riesgo de fuga apoyado en su actual disponibilidad económica y patrimonio personal y societario interpuesto, considerando como adecuada" una cuantía "no inferior" a 6.000 euros. La instructora recuerda en su auto que ya ha rebajado en varias ocasiones la fianza impuesta al imputado mediante una serie de autos con los que "se trataría de favorecer la obtención de la libertad de quien inculpado por hechos delictivos graves, pueda obtener su libertad, siempre que se asegure de modo efectivo el control judicial sobre su persona". Al hilo de ello, la magistrada señala que, "aún persistiendo todos y cada uno de los motivos que abocaron en su prisión provisional, visto el tiempo transcurrido sin que haya podido reunir la fianza impuesta, pudiera deducirse que la misma resulta inasequible para que pueda gozar de su libertad provisional". De este modo, "teniendo en cuenta la posición procesal del imputado y los criterios expuestos por la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla, procede rebajar la fianza carcelaria impuesta, que quedará fijada en la suma de 10.000 euros". En un escrito, consultado por Europa Press, el abogado de Pascual solicitó a la juez su puesta en libertad alegando que, transcurrido un mes sin que haya podido satisfacer la fianza de 20.000 euros fijada anteriormente, "resulta patente la imposibilidad material de Pascual de afrontar la misma y cualquiera similar, dado que se han acordado toda suerte de embargos y prohibiciones de disponer" tanto al imputado como a sus familiares. A su juicio, "en caso de no producirse una considerable reducción de la fianza impuesta, amén de causarse un manifiesto agravio comparativo con otros imputados, se estaría convirtiendo en ilusoria la posibilidad ofrecida al imputado de gozar de la libertad provisional" y "se le estaría imponiendo el cumplimiento de una pena anticipada". En su escrito, recordaba que Eduardo Pascual permanece encarcelado también por orden de la Audiencia Nacional a raíz del caso Eurobank, donde se le impuso hace once meses una fianza de 700.000 euros que "evidentemente no pudo pagar" y que ha sido reducida recientemente a 25.000 euros. NO PUDO ASISTIR AL BAUTIZO DE SU NIETO En el escrito, recordaba a la juez que Eduardo Pascual "es la única persona, de los múltiples imputados del procedimiento, que está sufriendo el internamiento en un centro penitenciario, en el que cumplió 13 merses el pasado 23 de abril de 2014", a lo que "hay que sumar que se trata de una persona con más de 60 años que no representa a estas alturas ningún peligro que haga suponer que ocultará, destruirá datos o se evadirá de la acción de la justicia". Asimismo, el abogado recuerda que, en el anterior escrito de petición de libertad, "se informaba que el mayor deseo" del imputado "era asistir al bautizo, que se celebró la pasada Semana Santa, de su último nieto, al que aún no conoce", mientras que "también informábamos que la disponibilidad de tesorería que le podían facilitar sus conocidos era de 10.000 euros". Por ello, propuso abonar 5.000 euros al Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla y los otros 5.000 restantes a la Audiencia Nacional y así quedar en libertad. "Finalmente, la realidad de los hechos se impuso, con lo que no pudo cubrir las fianzas que tiene impuestas y no pudo asistir a este encuentro familiar que era especialmente importante" para el encausado, punto en el que el letrado afirma que "no podemos dejar de agradecer la sensibilidad con la que fue tratado este asunto por diferente personal de la Oficina Judicial". TESORERIA "EXHAUSTA" "La mayor demostración de que la tesorería de Pascual está exhausta después de una permanencia en prisión que supera un año, y que no le permite recibir ingresos de su trabajo, se evidencia en que no pudo pagar las fianzas impuestas, lo que no le permitió asistir a esta ceremonia", manifiesta. La causa de los ERE acumula más de 180 imputados, de los que únicamente sigue en prisión Eduardo Pascual tras salir en libertad tanto María Vaqué, a principios de marzo, como el 'conseguidor' de los ERE y exsindicalista de UGT-A Juan Lanzas, que abandonó la cárcel de Sevilla-I el pasado 8 de noviembre de 2013 tras abonar una fianza de 200.000 euros.

  • 1