domingo, 21 julio 2019
20:03
, última actualización
Cultura

Albéniz en la Avda. Kansas City

URI CAINE Y ORQUESTA DE CÓRDOBA *** Ciclo de orquestas invitadas. Orquesta de Córdoba y Camerata Capricho Español. Uri Caine, piano. Lorenzo Ramos, director. Programa: Danzas fantásticas, de Turina; Interludio y Danza de La vida breve, de Falla; Capricho español, de Rimsky-Korsakov; Suite Iberia, de Albéniz y Uri Caine. Teatro Maestranza de Sevilla, domingo 8 de junio de 2014

el 10 jun 2014 / 09:47 h.

TAGS:

¿Sabrá Uri Caine, que tantas y gozosas veces nos ha visitado, que Sevilla está hermanada con Kansas City, una de las cunas del jazz, y de eso es testigo una conocida avenida de la ciudad? De cualquier modo él ha vuelto a hermanar nuestra idiosincrasia con la más típicamente americana, a través de los imaginativos arreglos que ha hecho de cuatro páginas de la más importante composición española para piano. Para acompañarle Lorenzo Ramos y la otra orquesta andaluza con la que nuestro público está más familiarizado y con la que tanto hemos disfrutado con cada una de las batutas que con enorme compromiso y dedicación la han dirigido, desde Brower a la actual pasando por Hernández Silva y Ramos Triano. Con Lavapiés, última pieza del tercer cuaderno de Iberia y la única no inspirada en Andalucía aunque sí en uno de los barrios madrileños con más aroma andaluz, Caine se lució en una trepidante introducción al piano solo en clave stomp. Como si hubiera digerido la esencia de Albéniz, deglutida y finalmente vomitada, Caine diseccionó la pieza como un cirujano y ofreció una visión creativa, alegre y definitivamente libre de la obra, cargada de sensaciones y virtuosismo, tal como repetiría con la más intimista y poética Jerez, en la que llegó incluso a respetar sus aires aflamencados. Alternándose estas dos, completó el cuarto cuaderno con un acompañamiento orquestal distinto a los ya conocidos, atrevido en cuanto a la inclusión de disonancias y elementos de discreta vanguardia, pero a la que sobró un efectismo que perjudicó al instrumento solista merced a la inflación decibélica. Hasta tres propinas animaron un final en el que exhibió su genio y magnificencia con variaciones que bien podríamos titular Swing Out Mozart y Mahler Connection, sutiles referencias a Iberia incluidas. Antes la orquesta, ampliada con la Camerata Capricho Español, otro ejemplo del milagro juvenil también en Córdoba, ofreció unas versiones correctas de diversas páginas del nacionalismo español o inspiradas en él, formalmente etéreas y flotantes pero algo cortas en cuerpo, vigor y expresividad, válidas sin embargo para exhibir un excelente y distinguido sonido aterciopelado.

  • 1