martes, 23 abril 2019
12:24
, última actualización
Cultura

Alberto Rodríguez: "No creo que el fin del cine sea hacer dinero"

El director sevillano vuelve a lo grande con 'After', su nuevo filme.

el 13 oct 2009 / 19:51 h.

El director Alberto Rodríguez.
-->--> -->

"Se equivocan quienes crean que van a ver la segunda parte de 7 vírgenes. Ambas películas tratan de crecer y de asumir el paso del tiempo, pero cosas que son divertidas en chicos de 16 años pueden ser patéticas a los 38". Son palabras del director Alberto Rodríguez (Sevilla, 1971), que ayer presentó en primicia su nuevo filme, After, la peripecia nocturna de "unos treintañeros que se resisten a madurar", pero que no tiene la menor ambición de erigirse en retrato generacional. "Sólo queríamos contar la historia de unos tipos determinados, aunque tal vez todos compartimos la misma insatisfacción común, la misma sensación de estafa al comprobar que las cosas no iban a ser como nos las habían contado", añade. 

El filme, que se estrenará oficialmente en el Festival de Roma y llegará a las pantallas españolas el 23 de octubre, cuenta con un reparto encabezado por Guillermo Toledo, Tristán Ulloa y Blanca Romero, y en el que también figura el joven sevillano Jesús Carroza -Goya al Mejor actor revelación 2007- con un pequeño papel.

Aunque se trata ya del cuarto largometraje de Rodríguez, después de El Factor Pilgrim, El traje y la citada 7 vírgenes-, el cineasta admite que "antes pensaba que había aprendido mucho, pero he llegado a la conclusión de que cada película me plantea problemas nuevos, cada una pide su propio traje a medida. No tengo un estilo que pueda imponer a las historias, más bien me dejo llevar por ellas", dice.

La cinta está rodada en Sevilla, pero esta vez Alberto Rodríguez adelanta que "no es nada relevante, podría tratarse de cualquier otra ciudad. Ni siquiera se menciona", explica.

En cuanto al paso de trabajar con chavales casi amateur a poner bajo sus órdenes a algunos de los rostros más conocidos del celuloide español actual, el sevillano asegura que ha sido un placer. "Yo vengo de la televisión, de modo que mi formación en lo relativo a dirección de actores era de lo más flojo que tenía. Aquí tampoco he encontrado la receta mágica, pero todos me lo han puesto muy fácil. Willy y Tristán han sido súper-generosos con Blanca, y los tres se han volcado con la película. Creo que ellos tienen incluso más ganas de estrenar que yo, que ya estoy pensando en el próximo proyecto".

Lo cierto es que After va a llegar a las carteleras en un momento extraño para la industria cinematográfica española, con el sector muy decidido a luchar por la defensa del celuloide patrio y notables éxitos de taquilla como Ágora de Alejandro Amenábar o Rec2, de Jaume Balagueró y Paco Plaza. "Eso es lo que deberíamos mirar", asevera Rodríguez. "Cada año salen diez películas españolas que están muy bien. ¿Que hay 110 que no están tan bien? Habría que ver cuál es el porcentaje en Estados Unidos. En el fondo, tendríamos que definir de una vez qué significa el cine para los españoles. ¿Forma parte de nuestro patrimonio cultural, hay un interés espacial en él? Yo creo que es algo más que contar historias en una pantalla. Muchas de las cosas que sabemos de los demás países las aprendemos a través de su cine, y la misma proyección exterior dan nuestras películas de la imagen de España", agrega el director.

Lo cierto es que, según Rodríguez, "nos encontramos en un punto delicado, sobre todo porque no se sabe qué va a ocurrir con la financiación de las televisiones en el cine, y hasta que no se aclare el modelo todo va a ser incertidumbre". Su posición es clara: "No creo que el fin del cine sea hacer dinero. Si es así, apaga y vámonos", apostilla.       

Rodríguez se dio a conocer como miembro de una hornada de prometedores cineastas andaluces cuyas expectativas no han quedado defraudadas hasta la fecha. "Hay mucha gente que ha seguido haciendo cosas interesantes, como Paco Cabezas, Chus Ponce, Chiqui Carabante... Otros se han ido a Madrid, y por cierto les va muy bien, como Álex O'Dogherty, Manolo Solo, Julián Villagrán... Para todos nosotros ha sido una gran suerte poder dedicarnos a lo que nos gusta", concluye. El equipo de Rodríguez es mayoritariamente andaluz y prácticamente no ha variado desde su primera cinta.

  • 1