Local

Alcalá del Río se agarra a la crisis del ladrillo y despide a 25 trabajadores

La crisis del ladrillo se propaga como un virus por las haciendas locales de la Gran Sevilla. Ayer le tocó el turno al Ayuntamiento de Alcalá del Río que, al igual que Almensilla y Valencina de la Concepción, se agarró al parón inmobiliario para justificar el despido de 25 trabajadores de su plantilla.

el 15 sep 2009 / 10:09 h.

TAGS:

La crisis del ladrillo se propaga como un virus por las haciendas locales de la Gran Sevilla. Ayer le tocó el turno al Ayuntamiento de Alcalá del Río que, al igual que Almensilla y Valencina de la Concepción, se agarró al parón inmobiliario para justificar el despido de 25 trabajadores de su plantilla.

El alcalde de Alcalá del Río, Juan Carlos Velasco (IU), confirmó que su consistorio remitió una carta de despido a 25 empleados dentro de "un proyecto de reducción de personal" al que se vio obligado "por el parón inmobiliario". Eso sí, el regidor alcalareño se quiso desmarcar de los procesos abiertos en Almensilla y Valencina de la Concepción, aunque guarden un vínculo en común: el ahogo de las haciendas locales por la crisis en el sector de la construcción.

Según matizó el regidor alcalareño, en el Ayuntamiento "no se han producido despidos improcedentes" ni se han eliminado contratos de trabajadores con representación municipal o se hayan extinguido los contratos de empleados con discapacidad. En cambio, si ha cesado de sus cargos a 25 trabajadores, algunos de los cuales han demandado judicialmente al consistorio. De todos modos, Velasco precisó que algunos despidos "son prejubilaciones", ya que afectan a personas a las que les quedaban tres años para su retiro.

En relación a los pleitos planteados por algunos ex empleados municipales, indicó que el Ayuntamiento "no puede abonar" la indemnización que exigen, ya que esta compensación no estaba "estipulada en sus contratos".

El alcalde alcalareño, que ha asociado la reducción de la plantilla municipal a la crisis económica y al frenazo inmobiliario en la localidad, ha culpado también a la Junta de Andalucía de "mirar para otro lado" en el asunto de la "precariedad financiera" de los consistorios.

Ha asegurado que, hasta el momento, los ayuntamientos contrataban con sus propios recursos, y ha añadido que han tapado ciertas lagunas de la Junta en algunos servicios, pero en la actual coyuntura no pueden "tirar más del carro".

Como ejemplo de la nueva situación, el alcalde ha aseverado que cuando en septiembre no puedan contratar monitores infantiles, les recordaran a los vecinos que la educación es uno de los ámbitos competenciales de la Junta de Andalucía.

  • 1