Economía

Alcalá fabricará carros blindados ‘Pizarro’ para el Ejército británico

Se adjudica parte de la carga de trabajo de un contrato milmillonario

el 23 mar 2010 / 22:19 h.

El Príncipe Felipe (izquierda), montado en un ‘Pizarro’ para unos ejercicios militares.

La factoría sevillana de la multinacional General Dynamics, ubicada en Alcalá de Guadaíra y especializada en fabricar vehículos blindados para los ejércitos, será partícipe del milmillonario contrato que ha de renovar los carros de combate para las Fuerzas Armadas del Reino Unido, cuyo Ministerio de Defensa ha optado por uno de los productos militares de esa planta, el nuevo Pizarro, que suministra también a las tropas españolas.

Fuentes de la compañía estadounidense confirmaron ayer la selección del Future Rapid Effect System-Specialist Vehicle (FRES-SV), un tipo avanzado del actual Pizarro, al tiempo que destacaron la importancia del contrato al tratarse de un diseño español, si bien declinaron especificar más al respecto pues, argumentaron, todavía ha de cerrarse la negociación con el Gobierno británico acerca del número de vehículos que entrarán en el contrato, el importe económico de éste y los plazos de arranque del programa y de entrega de los carros.

Fuentes sindicales de la fábrica alcalareña (Santa Bárbara Sistemas, adscrita a la filial de General Dynamics para el continente europeo) comentaron ayer a este diario que la dirección de la factoría les había informado por la mañana -"pero sólo de palabra"- de algunas cuestiones relacionadas con un contrato que, dijeron, cae como agua de mayo y podría agregar carga de trabajo para al menos un lustro, que se sumaría a la actual de los blindados Leopard y Pizarro, dos programas en ejecución.

A esa planta, cuya principal actividad es el ensamblado final de los blindados, llegará en torno al 15% de los FRES-SV previstos, es decir, alrededor de 100 vehículos, a los que hay que agregar cuatro prototipos, uno por cada modelo del carro de combate que gusta a los británicos. De cada versión se fabricarían en Alcalá de Guadaíra -con piezas procedentes de la fábrica que Santa Bárbara Sistemas tiene en la localidad asturiana de Trubia, donde se construirían las barcazas, compuestas por fondo y laterales- unos 20 blindados, aunque el grueso del contrato se ejecutaría en el Reino Unido, relataron las fuentes.

Además de la integración o ensamblaje, aquí también se realizarían las pruebas de pista de los prototipos, vitales para que la fabricación entre en serie. Sin embargo, las fuentes sindicales aclararon que el de los carros FRES-SV es un proyecto a medio o largo plazo, que tardará un par de años en fructificar e iniciarse, dada la complejidad que entraña este tipo de programas.

Aunque la cuestión económica está aún por perfilar, ese contrato británico estaría valorado en unos 1.100 millones de euros para alrededor de 750 blindados. Para seducir al Ministerio de Defensa británico y desbancar al rival local Bae Systems, General Dynamis ha presentado una oferta por la cual se compromete a que dos tercios de su carga de trabajo se ejecute en tierras inglesas. Sin embargo, la tecnología y la experiencia radican actualmente en las fábricas españolas, y ambos factores juegan a favor de ellas dadas las prisas que tiene el Reino Unido por dar relevo a los vehículos Scimitar que utiliza en el conflictivo Afganistán.

General Dynamics emplea en Alcalá de Guadaíra a alrededor de 200 trabajadores, de ellos 180 en plantilla.

  • 1