Deportes

Alcorcón-Betis: un buen día para ser campeón

El Betis realiza hoy su último viaje de la temporada y puede regresar con el título de campeón de Segunda en su poder.

el 28 may 2011 / 21:09 h.

Un empleado de conservación de carreteras limpia los últimos restos del lugar del accidente.
El Betis ya ha alcanzado la meta a la que quería llegar cuando comenzó esta larguísima travesía, el ascenso a Primera, pero su entrenador es un hombre ambicioso y su intención es retornar a la máxima categoría como el mejor de la inmediatamente anterior, la Segunda. He ahí la principal y casi única fuente de motivación que puede tener el equipo de Pepe Mel esta noche en Santo Domingo, uno de esos estadios minúsculos que por fin dejará de visitar la próxima temporada pero en el que puede añadir otro hito más a una campaña exitosa: el título de campeón de la división de plata. Ante el Alcorcón, que a su vez persigue un milagro para acceder a las eliminatorias de ascenso, al Betis le vale con igualar el resultado que obtenga el Rayo Vallecano en su visita al Cartagena, pero para no estar pendiente de nadie sólo debe pensar que un triunfo le da el título directamente, sin tener que esperar a la fiesta de la próxima semana ante el Villarreal B.

Por suerte para el conjunto heliopolitano, el choque frente al Alcorcón de Anquela es intrascendente desde el punto de vista de la pelea por el ascenso directo. De haber sido un choque clave, Mel lo habría afrontado en unas condiciones poco idóneas, con muchas bajas y en un feudo especialmente complicado. Para hacerse una idea de lo diezmada que está la plantilla verdiblanca después de 49 encuentros oficiales, que se dice pronto, sólo hay que echar un vistazo a la expedición que volverá a montarse hoy en un AVE, en este caso con destino Madrid. Nueve canteranos habrá en el tren, de los que posiblemente cuatro aparezcan hoy en el once titular (Casto, Isidoro, Beñat y Arzu o Cañas) mientras los otros cinco se sientan en el banquillo (el central Fran No, el mediocampista José Ángel, el delantero Sergio y el más habitual Israel, además del que se caiga del tándem de pivotes en la alineación).

El parte de bajas en el Betis es el ya conocido de las últimas semanas (Salva Sevilla, Dorado, Nacho, Fernando Vega...) con las últimas incorporaciones de Emana, que primero pasó unos días en Francia y luego sufrió una gripe; Iriney, con problemas musculares; y Ezequiel, al que Mel esta vez sí ha dado permiso para que refuerce al filial en su final por la permanencia contra el Benidorm. Y menos mal que Belenguer y Roversio regresan tras cumplir sanción frente al Huesca y que Miguel Lopes se ha recuperado de sus últimos problemas físicos, porque si no, el míster habría tenido imposible confeccionar una alineación titular sólo de profesionales.

Con semejante panorama, lo normal es que Miguel Lopes recobre la titularidad en el lateral derecho para que Juanma se deje esta vez de tareas defensivas y se adelante a su posición natural; que Beñat esté acompañado por Arzu o Cañas, ambos también de vuelta a su auténtico hábitat después de ejercer de centrales hace una semana; y que Rubén Castro y Jorge Molina, una vez más, intenten llevar su ya magnífico rendimiento hasta la excelencia. El canario lucha por el pichichi y el alcoyano sueña con traspasar la barrera de los 20 goles, así que por ahí hay otro aliciente con el que medirse al Alcorcón.

El conjunto madrileño, por su parte, recibe al líder con un objetivo claro aunque difícil, por no decir imposible: acercarse a la séptima plaza. El problema es que están a seis puntos del que la ocupa, el Valladolid, y el sueño habrá desaparecido en cuanto la escuadra blanquivioleta sume un solo punto. El curso, en todo caso, habrá sido grandioso ocurra lo que ocurra para el equipo amarillo de Juan Antonio Anquela, un recién ascendido que se ha desenvuelto con soltura e incluso brillantez, he ahí para corroborarlo los 21 goles de su goleador, Quini. El Alcorcón lleva varias jornadas con su tercer portero, Eladio, por las lesiones de Manu Herrera y Raúl Moreno.

  • 1