martes, 13 noviembre 2018
05:22
, última actualización
Local

Alegría con matices en Sevilla

Desde el ámbito político, judicial y policial se subraya la buena noticia y también los claroscuros.

el 20 oct 2011 / 22:32 h.

TAGS:

Alegría, aunque con moderación a la espera de la disolución de la banda terrorista y de que pida perdón a sus víctimas. El anuncio de ETA de que deja la actividad armada provocó ayer una inmensa satisfacción y alivio en las instituciones y en la sociedad sevillana, golpeada por la violencia etarra en estos últimos años. Por eso el recuerdo de las víctimas está muy presente.

Las reacciones no se hicieron esperar, aunque el Gobierno municipal del PP decidió posponer a hoy su comunicado oficial. No obstante, la eurodiputada del PP Teresa Jiménez Becerril –hermana del concejal de Sevilla Alberto Jiménez Becerril asesinado por ETA junto a su mujer Ascensión García Ortiz en 1998– sí valoró la noticia ayer y se mostró decepcionada por el comunicado de ETA . Reconoció que teme que la banda pida una amnistía, no haya justicia y finalmente se “premie” a los terroristas. “Va a haber impunidad y no va a haber justicia”, lamentó antes de recordar que la banda ya ha decretado once treguas que siempre ha roto.  

Su hermano Francisco Jiménez Becerril, en la misma línea, dijo que esto no es “ni siquiera un primera paso”. “El comunicado me parece mal”, valoró el vicepresidente de la fundación Jiménez Becerril contra el terrorismo, “es escaso y pobre, no veo que ETA haya anunciado su disolución, entregado las armas, dicho dónde tiene los zulos ni pedido perdón a las víctimas; al contrario, ha ensalzado a sus gudaris, a los muertos y a los que están en la cárcel”.

El hermano del edil acribillado en el barrio de Santa Cruz insistió: “Lo que queremos es que ETA se disuelva y se cumpla la Justicia: que los asesinos de niños cumplan sus penas y que los actos criminales no sirvan para conseguir réditos políticos, como que los terroristas puedan presentarse a las elecciones”.

Uno de los colectivos más castigados por la violencia ha sido el de policías y guardias civiles. Manuel Espino, presidente del Sindicato Unificado de Policía, aseguró que el comunicado de ETA es un gran adelanto para el fin de la lacra terrorista, pero criticó que la organización terrorista se mantenga “intacta” y tutele un “inaceptable” proceso político en el País Vasco.  

“Es una banda de delincuentes que se vio arrinconada y tienen que pagar las penas como otros. Nos alegramos, pero con prudencia porque no estamos hablando de una organización que cumpla sus promesas. No hay que bajar la guardia y hay que garantizar que no se le dé nada a cambio porque lleva 40 años matando”, apostilló José Cabrera, secretario general de la Asociación Unificada de la Guardia Civil.

Desde el ámbito judicial, también objetivo de ETA, se valoró especialmente la noticia. José Joaquín Gallardo, decano del Colegio de Abogados de Sevilla, aseguró que el cese de la actividad terrorista de ETA es una buena noticia aunque hay que exigir la disolución definitiva de la banda porque llega cuando estaba “derrotada por el Estado de Derecho”, indicó. Gallardo tuvo un emotivo recuerdo para las víctimas, entre ellas, Alberto Jiménez Becerril y su esposa, Ascensión García Ortiz, así como para el doctor Cariñanos.

“Yo estuve con Alberto y Ascen una hora antes del asesinato, coincidimos en un bar de Argote de Molina y fui de los primeros en llegar a la consulta del doctor Cariñanos porque estaba a pocos metros de mi despacho, así que fueron episodios muy duros, más si cabe por la proximidad”.

María José Segarra, fiscal jefe en Sevilla, indicó que la noticia le produjo una profunda satisfacción, ya que era un anuncio muy esperado, mientras que Federico Jiménez Ballester, decano de los jueces en Sevilla, mostró su alegría, si bien añadió que la noticia no debe condicionar “la actuación del Estado de Derecho, del Parlamento español y del vasco, representantes de la soberanía popular y, por tanto, los que deben marcar las líneas a seguir”. Jiménez Ballester Subrayó que aunque desconoce si es una decisión electoralista, a priori es positiva.

Alfredo Sánchez Monteseirín,  exalcalde de Sevilla, felicitó a los responsables políticos de la estrategia antiterrorista y a las fuerzas de seguridad y, sobre todo, tuvo un emocionado recuerdo de las víctimas: Alberto y Ascen, el doctor Cariñanos y “de mis amigos Ernest Lluch y Fernando Buesa”, y también de los “admirados Fernando Múgica y Francisco Tomás y Valiente, entre otros”. “Es una victoria de los demócratas, largamente perseguida  con esfuerzo, con dolor y sin precio político”.

El exalcalde de Sevilla Manuel del Valle sostuvo que el anuncio de ETA es una de las mejores noticias que España esperaba, si bien añadió que “sólo hablan del abandono de la lucha armada, eso ya es mucho, pero no es suficiente”. “Debería hablar de disolución y pedir perdón a todas las víctimas”, exigió. Con todo, Del Valle subrayó su “alegría, pese a los claroscuros” existentes.

Luis Uruñuela, exalcalde de Sevilla, consideró que éste es un momento muy importante para la vida democrática española y  un triunfo del Estado de Derecho, de la Democracia y de las fuerzas de seguridad. “Lamento que todos estos años haya costado la vida de tantos inocentes”, manifestó. Con todo, indicó que “siempre es sano ser prudentes”.

Por parte de los partidos representados en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, portavoz del PSOE, tuvo palabras de “prudencia y alegría”. Subrayó que empieza una nueva etapa en España y que se consolida la Democracia. Además tuvo un emotivo recuerdo para las víctimas, Alberto y Ascensión, el doctor Cariñanos “y para todos los sevillanos anónimos que también fueron víctimas de ETA”.

Por su parte, Antonio Rodrigo Torrijos, portavoz municipal de IU, aseguró que se abre “una oportunidad maravillosa para la paz y para que desde la política se defiendan todas las ideas de manera pacífica y plural”. Torrijos apuntó que tras 50 años, triunfaron los demócratas ante la barbarie.

  • 1