lunes, 22 abril 2019
21:58
, última actualización
Local

Alerta naranja ante el peligro de inundaciones por fuertes lluvias

Los 83 litros por metro cuadrado de ayer batieron el récord registrado en 1962.

el 22 dic 2009 / 21:57 h.

TAGS:

Las intensas precipitaciones nocturnas dejaron grandes charcos en este barrio.
Las fuertes lluvias previstas hoy, que caerán sobre cauces de agua ya al límite, han puesto a los servicios de emergencias en alerta. Meteorología activó ayer el nivel naranja, de riesgo importante, avisando de que habría precipitaciones tanto de noche -concentradas de 6 a 9 de la madrugada de ayer a hoy- como esta tarde, cuando entrará en la provincia un nuevo frente lluvioso, por lo que la alerta se mantendrá hasta medianoche.

La situación se verá empeorada con vientos que alcanzarán los 90 kilómetros por hora, por lo que se ha activado una alerta naranja adicional.

El peligro principal en muchas localidades será el de inundación, en especial cerca de cauces crecidos por las recientes lluvias. Sevilla batió ayer su marca histórica de lluvia acumulada en un día de diciembre, tras recoger 83 litros por metro cuadrado, según las estadísticas de la Agencia Española de Meteorología consultadas por Efe. Es un litro más de los registrados el 27 de diciembre de 1962, que fijaban el récord.

El agua recogida en los últimos días ha elevado las reservas de los pantanos al 55%, aportando agua para el consumo de 19 días.

En la capital, Valdezorras y Aeropuerto Viejo, que suelen inundarse por su cercanía al arroyo del Tamarguillo, están siendo vigiladas y ha sido necesario actuar en varias casas anegadas.

El Consistorio drenó ayer el canal ya que la zona de Aeropuerto Viejo es semiagrícola, tiene conducciones antiguas y es fácil que se atoren favoreciendo el encharcamiento.

Entre las casi 500 actuaciones municipales realizadas durante la noche, fueron precisamente los imbornales obturados los que coparon el grueso del trabajo, con 96 casos.

No fue un día tranquilo para los Bomberos, con 55 salidas, dos para rescatar a gente atrapada en ascensores al irse la luz; y varios desprendimientos en fachadas: en Marqués de Pickman hubo que retirar parte de la cornisa de un quinto piso.

En la pasarela de Torneo llegó a caerse una palmera por el viento, que obligó a mantener cerrados los parques, una medida que se repetirá hoy para evitar que las ramas se puedan desprender sobre los viandantes. También se dará prioridad a las llamadas por inclemencias meteorológicas.

El temporal también afectó ayer a dos vuelos del aeropuerto de San Pablo. Un pasaje procedente de Bérgamo (Italia) se canceló por el mal tiempo, al igual que el vuelo de regreso.

El tren entre Sevilla y Huelva también estuvo cortado a primera hora de la mañana al inundarse la vía a la altura de Camas, y no se restableció hasta las 15 horas, lo que afectó a dos trenes de media distancia cuyos pasajeros fueron llevados por carretera. 

  • 1