sábado, 23 marzo 2019
19:07
, última actualización
Local

Alerta policial en la Alameda

Durante media hora, todos los agentes en servicio se encontraban en el bulevar.

el 04 oct 2009 / 19:44 h.

TAGS:

Hasta 60 policías se desplazaron a la Alameda.
Entre las doce de la noche y la una de la madrugada del sábado hasta 60 polícías invadieron la Alameda. Es el operativo de respuesta ante cualquier situación de peligro de un agente: todos los patrulleros disponibles acuden al lugar de los hechos. Había un arma blanca y agente herido por medio.

La Alameda volvió a centrar la atención policial este fin de semana. El dipositivo desplegado en la madrugada de ayer sábado recordaba al que se implantó en julio de 2007, cuando tras varios meses sin intervenir en las botellonas del bulevar, el Ayuntamiento impulsó un plan especial para impedir las concentraciones nocturnas.
Desde entonces, los incidentes en este espacio, que cuenta con una presencia estable de agentes para controlar el consumo de alcohol en la vía pública han sido muy limitados.

En la madrugada del sábado, todos los patrulleros en servicio de la ciudad se concentraron en la Alameda. Ocuparon por completo el bulevar. Un agente dio un aviso de alerta tras un encontronazo con un individuo que llegó a agredirle.

Todo empezó cuando los policías realizaban una intervención de ayuda a un menor a instancias de su familia. Mientras esto ocurría, un individuo con una navaja rajó la rueda trasera de un patrullero, que tuvo que ser retirado horas después por la grúa.

Al perseguirle, el individuo se ocultó entre un grupo de personas, y cuando iba a ser identificado se enfrentó con los agentes y llegó a empujar a uno de ellos, que cayó y se golpeó.

Hubo algún lanzamiento de objetos, según indicaron fuentes policiales. El resultado, un detenido, un agente herido y un espectacular despliegue policial que llenó la Ronda Histórica y el Centro de vehículos policiales y sirenas.   

Durante la media hora que duró la intervención masiva -luego permaneció un grupo de agentes, pero más reducido- casi todos los agentes de la ciudad estaban en apenas unos metros.

Las cifras difundidas durante la operación estimaban que hubo hasta 60 agentes desplegados. Prácticamente el mismo número de personas que conforman los operativos nocturnos de los fines de semana: alrededor de 25 patrullas con unos 50 agentes, que se acogen al programa de productividad con el que el Ayuntamiento mantiene la vigilancia nocturna.

No hubo más incidentes. Salvo centenares de personas que observaban sorprendidas el enorme depliegue policial. Fue un dispositivo preventivo ante un riesgo sobre la integridad de un agente. En este caso por el riesgo de que la concentración de personas en la Alameda derivase en una situación de peligro para los patrulleros allí ubicados. 

  • 1