Un herido leve en el incendio registrado en la fábrica de envasado de fruta Frutosol

Un retén de bomberos se queda de guardia por la noche para refrescar en este punto kilométrico entre Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor.

el 05 jul 2013 / 15:19 h.

La gran humareda negra podía divisarse desde diferentes puntos y provocó numerosas llamadas. La gran humareda negra podía divisarse desde diferentes puntos y provocó numerosas llamadas. / Conchi Casado Una veintena de bomberos se desplazaron ayer hasta el kilómetro 5 de la carretera A398 que une Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor para atender el incendio declarado en la nave de envasado de fruta de la empresa Exportadora Frutícola del Sol, Frutosol, que generó tal columna de humo que podía divisarse desde varios puntos de la provincia. Un varón de 44 años resultó herido leve con quemaduras en un brazo y una oreja y fue trasladado al hospital Virgen de Valme por los servicios sanitarios. En torno a las 14.30 horas comenzaron a sucederse las llamadas de particulares al servicio de emergencias del 112 alertando de una gran humareda negra en ese punto del término municipal de Mairena, provocada porque en el interior de la fábrica, de 9.000 metros cuadrados, se hallaban numerosos envases de plástico y otras mercancías como palés de madera. El incendio se dio por controlado, que no extinguido, a las 17.36 horas, reseñaron fuentes del centro operativo de emergencias de la provincia de Sevilla, que detallaron que hasta el lugar se desplazaron un total de nueve vehículos de cinco dotaciones de los parques de Alcalá de Guadaíra, Carmona, La Rinconada, Dos Hermanas y del parque central. Los efectivos de Bomberos centraron sus esfuerzos, además de en controlar las llamas, en evitar que éstas pudieran acercarse o afectar de alguna manera a dos urbanizaciones cercanas, San Blas y El Rosal, ubicadas a una distancia de unos 800 metros o un kilómetros, indicaron las fuentes. Además, y debido a los productos que se han quemado, sobre todo plásticos, que pueden reavivar las llamas, estaba previsto que se quedara un retén de bomberos con varias unidades durante la noche para ir refrescando la zona. En las instalaciones agrícolas afectadas por el incendio trabajan unas 70 personas fuera de temporada y casi 200 en la propia campaña agrícola, con lo que habrá más impacto que el fuego.

  • 1