sábado, 15 diciembre 2018
07:12
, última actualización
Economía

Alertan de la subida de los precios para adaptar las antenas de la TDT

Instaladores, administradores de fincas y consumidores piden al Gobierno una ampliación del plazo del apagado de “al menos”tres meses

el 18 dic 2014 / 13:02 h.

TAGS:

RP_Dividendo02 El Gobierno central lo estudia y el sector, consumidores y administradores de fincas lo reclaman “para ya”: se necesitan al menos tres meses más para poder adaptar todas las antenas colectivas de la televisión digital terrestre (TDT) al nuevo reparto de frecuencias provocado por la llegada de la tecnología móvil 4G. Es tal el caos generado que hasta los consumidores alertan de la subida del precio de los materiales y de los servicios para adaptar las antenas colectivas. La Asociación Andaluza de Empresas Integradoras de Telecomunicaciones y Servicios TICC (FAITEL Andalucía), el Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Sevilla (CAFS) y las organizaciones de Consumidores Al-Andalus y UCA/UCE han pedido hoy al Gobierno una ampliación de “al menos” tres meses del plazo previsto para el “apagón” del Dividendo Digital. Ven “imposible” adecuar las instalaciones de las comunidades de vecinos restantes en tan corto espacio de tiempo. Coinciden en señalar que si se cumplen los plazos fijados, los grandes perjudicados serán los consumidores, que no verán muchos de los canales a partir del 1 de enero de 2015. Y es que las instalaciones de comunidades de vecinos adaptadas en Andalucía no superan el 35 por ciento de media. Según el sector, El “apagón” del 31 de diciembre en Andalucía dejaría a más de la mitad de la comunidad autónoma sin recibir, por ejemplo, Canal Sur Televisión. El presidente de la Unión de Consumidores de Andalucía-UCA/UCE, Juan Moreno, cree que “la concentración en tan pocos meses de la demanda de revisión e intervención en las instalaciones ha podido provocar un incremento en el precio de estos servicios y posiblemente de los materiales necesarios para acometerlas”. Estima que la “falta de información” y el “desconcierto” de muchos ciudadanos ha podido provocar “algún incremento de actuaciones desaprensivas por parte de supuestos profesionales, esto es, del intrusismo en el sector”. Por ello aconseja contratar estos servicios a empresas profesionales debidamente acreditadas. La provincia donde más edificios quedan por adaptar al Dividendo Digital es Málaga con 28.177 comunidades de vecinos. Le sigue de cerca Sevilla y Cádiz. En contra, la provincia andaluza donde quedan menos edificios que deben ser objeto de intervención es Almería, con 5.308. En Sevilla, de los 27.317 edificios que tienen que adaptar sus instalaciones, 17.756 no lo ha hecho aún, según Faitel. M;ás del 65 por ciento de los bloques no tienen la instalación arreglada. Consumidores Al-Andalus ha presentado un escenario de “incertidumbre poco favorable para el consumidor”. Pilar Lora, portavoz de la organización, alerta de la “desinformación” a la ciudadanía en general “sobre los trámites a seguir en todo el proceso; la precipitación en el tiempo para la adaptación; o todo el problema en torno a la ayuda para costear las actuaciones de adaptación en los edificios, la cual sólo se podrá solicitar una vez que el usuario haya llevado a cabo dichas actuaciones, cuando lo oportuno sería que el acceso a la misma fuese previo a su realización.” Con todo, Al-Andalus denuncia que “las cuantías que se establecen difícilmente cubrirán el coste total de las instalaciones, además de canalizarse a través de un mecanismo o procedimiento que no garantiza la cobertura o compensación de costes a la totalidad de las comunidades afectadas”. Por su parte, El director de la Asociación Andaluza de Empresas Integradoras de Telecomunicaciones y Servicios TICC, José Manuel Muñiz, estima que “no hay tiempo que perder” y ha solicitado al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, la creación “urgente” de una comisión “específica” para abordar la situación a propósito del calendario establecido por el Gobierno para el apagado del Dividendo Digital. Muñiz constata que el mercado se está quedando sin cabeceras tipo “monocanales". “Ante la falta de este material específico, el Gobierno está autorizando bajo las ayudas al Dividendo Digital la instalación de cabeceras programables, justo aquellas que están dando problemas de convivencia entre las señales de televisión y 4G”, explicó Muñiz en rueda de prensa esta mañana. “Lo que no saben los vecinos de las comunidades de vecinos, agregó, es que por obtener la subvención, luego van a tener que volver a llamar al instalador para que corrija ese conflicto entre ambas señales”. Faitel se suma a la petición de una moratoria de “al menos” tres meses para que se produzca el apagón del proceso del Dividendo Digital. “Está claro que no podemos llegar a tiempo para adecuar todas las instalaciones porque, primero, no hay tiempo y, segundo, no tenemos material para sustituir”. Por su parte, ante las informaciones que ofrecen instaladores y fabricantes confirmando la imposibilidad de adaptar todo el parque de antenas antes del 31 de diciembre de 2014, el presidente del Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Sevilla, Rafael del Olmo, señala que la proximidad de los Administradores al ciudadano “provoca no sólo que sean los receptores de sus quejas, sino que, injustificadamente, son el blanco de sus críticas”. En este sentido, él asegura que los administradores de fincas colegiados “han cumplido puntualmente” con sus obligaciones profesionales y “siguen trabajando” para evitar retrasos en la adaptación de las antenas e insiste en que la moratoria es “imprescindible”.  

  • 1