lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Economía

Alertan de pérdidas de hasta el 20% en las explotaciones andaluzas de tomate de industria

UPA-Andalucía alude a la mala planificación de las fábricas y pide a la consejería una regulación del sector. Sevilla es la principal zona productora con el 90% del cultivo.

el 07 sep 2014 / 22:31 h.

TAGS:

Camión cargado de tomates. / E.P. Camión cargado de tomates. / E.P. UPA-Andalucía ha alertado de pérdidas "muy importantes" para los  agricultores debido a "la mala" planificación de una parte de las  fábricas del tomate de industria (el destinado al envasado). El secretario general de UPA-A,  Agustín Rodríguez, ha visitado este fin de semana distintas  explotaciones de este cultivo, y ha constatado que requiere de una  planificación "eficaz" que garantice "la recogida inmediata del fruto  en su estado de maduración, así como un mayor control sobre la  industria". En un comunicado, Rodríguez ha señalado "cómo la mala  planificación de una parte de la industria", con retrasos en la  recogida del fruto, "ha llevado a una buena parte de las  explotaciones agrarias a sufrir ya las pérdidas de hasta un 20 por  ciento del total de sus producciones por la putrefacción del  tomate". En este sentido, UPA-Andalucía recuerda que este cultivo requiere  de la recogida "inmediata" en el estado de maduración del fruto y que  el retraso provoca pérdidas por su deterioro, ya que "se pasa y se  pudre no pudiéndose ser recogido por los agricultores". "No puede ser que en este cultivo, con unos costes de producción  muy elevados, de 5.400 euros por hectárea de media, y unos márgenes  de beneficio muy estrechos, la mala planificación de la industria  tire por tierra la cosecha y todo el trabajo y el corto beneficio de  los agricultores", ha criticado Agustín Rodríguez, quien ha advertido  del "agravamiento" de las pérdidas si se producen lluvias en los  próximos días, puesto que estas precipitaciones de septiembre son  "letales" para el cultivo. Por todo ello, el secretario general planteará esta misma semana a  la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras,  la necesidad de regular este cultivo con vistas a la próxima campaña  para "evitar así que una mala planificación de la industria termine  pagándola los agricultores", así como pedirá un control en fábrica  sobre la calidad del producto. De esta manera, plantearán a la consejera "una regulación básica"  de este sector que garantice a los agricultores "una contratación  efectiva, una planificación efectiva, una garantía de las calidades  y, por supuesto, una garantía de recogida de la totalidad de lo  producido para que no se produzcan pérdidas", ha explicado. El cultivo del tomate de industria representa en Andalucía un  valor cercano a los 36 millones de euros en campo y genera un total  de 180.000 jornales, sin incluir la mano de obra indirecta. Con una  superficie de 5.500 hectáreas, Sevilla es la principal zona  productora al concentrar el 90 por ciento del cultivo, mientras que  Cádiz representa el 10 por ciento restante. El total de la producción asciende a 522 millones de kilos y el  precio medio por tonelada asciende a 68,62 euros. El valor total de  la producción de tomate concentrado en el mercado supera los 355  millones de euros y el 70 por ciento está destinada a la exportación,  entre otros países, a Rusia, mientras que el 30 por ciento restante  se reparte en el mercado interior.

  • 1