domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización
Economía

Alestis aleja la entrada en su capital de empresas andaluzas

Es momento de consolidar el proyecto, asegura su consejero delegado

el 30 jun 2010 / 19:28 h.

Pablo Cantalicio, subdirector de Participadas de Cajasol, Gaizka Grajales y Fernando Seco.

Las aspiraciones del empresariado andaluz de formar parte de la mayor empresa aeronáutica de la comunidad, Alestis, deberán esperar. Su consejero delegado, Gaizka Grajales, dejó ayer claro que ese escenario no es una de las prioridades de la compañía, que inició su andadura hace ya casi un año y que ahora está centrada en consolidar el proyecto.

En su intervención en un almuerzo organizado por la Fundación Antares y patrocinado por Cajasol, Grajales precisó que no hay planteamiento de cambiar la estructura accionarial de forma inmediata y destacó la estabilidad de los actuales socios.

Su capital quedó configurado el pasado verano a partir de los activos de Sacesa y del grupo Alcor y se reparte entre el 42,15% que detenta este último, el 19,9% de la Agencia IDEA, el 15% de Cajasol, el 14,3% de Unicaja, el 6,8% en manos del BEF y el 1,85% de EADS.

Será el consejo de administración de la compañía el que decidirá dar entrada "a aquél que quiera entrar y que aporte algo", indicó Grajales. Pero sin prisas.

Alestis se ha tomado en serio su papel de convertirse en creador de riqueza para la región, compromiso que quiere materializar tejiendo una "red industrial" entre las empresas auxiliares. Actualmente, cuentan con alrededor de un centenar de subcontratistas, aunque Grajales indicó que lo importante no es el número, sino el tipo de producto que éstos aporten -citó la fibra de carbono, mecanizados, chapa, tuberías, mazos eléctricos, entre otras- y que tengan capacidad de gestión y financiera, además de ingeniería.

Consciente de que la financiación continúa siendo uno de los principales escollos para las empresas independientemente del sector en el que operen, avanzó que Alestis ejercerá de intermediario ante los organismos públicos para allanarles el camino en la obtención de préstamos participativos.

Respecto a su propia financiación, Grajales reseñó que mantiene conversaciones con las entidades financieras que "van por buen camino". Y es que hasta 2103 la compañía prevé invertir más de 200 millones -ya ha desembolsado 70 millones-, de los que más del 80% irá destinado al nuevo avión de Airbus de medio alcance, el A350, que además conllevará la creación de 500 puestos de trabajo, muchos de ellos procedentes de la extinta Delphi. La plantilla actual asciende a unas 1.700 personas, de las que 1.500 trabajan en Andalucía.

Para cumplir con los dos contratos que la andaluza se adjudicó de este avión, la panza y el cono de cola (parte trasera), se ultima la nueva planta que Alestis ha levantado en Puerto Real (Cádiz) y que se inaugurará oficialmente en septiembre.

Ahora está a la espera de incorporar el utillaje para comenzar los trabajos de fabricación de los prototipos, necesarios antes de iniciar la producción para los aviones, que están previstos que comiencen en 2011.

De Aerópolis a la Isla de la Cartuja 

Gaizka Grajales defendió ayer la ubicación de su sede central en la Isla de la Cartuja en lugar de Aerópolis por necesidades de "concentrar los recursos de ingeniería y de gestión". El consejero delegado de Alestis admitió que se barajaron ambas alternativas, pero enfatizó que mantienen su presencia en Aerópolis, donde la compañía cuenta con una planta. En total suma ocho instalaciones en Sevilla, Madrid, Cádiz, Vitoria y Brasil (dos). 

  • 1