Economía

Alestis ficha a Carlos Suárez, Xabier de Irala y José Luis Galán

El ex directivo de EADS relevará a Jacinto Cañete de la presidencia no ejecutiva

el 26 nov 2009 / 22:31 h.

De izquierda a derecha, Carlos Suárez, Xabier de Irala y José Luis Galán.

Tres figuras de relevancia para el nuevo consejo de administración de Alestis, la compañía aeronáutica andaluza heredera de Sacesa. Carlos Suárez, ex presidente de EADS-CASA y ex responsable del programa del avión militar A400M, Xabier de Irala, ex presidente de la aerolínea Iberia y de la caja de ahorros vasca BBK, y José Luis Galán, catedrático de Economía y ex presidente del sevillano parque de ocio Isla Mágica, se incorporarán a su cúpula, que se reunirá hoy en la capital hispalense para aprobar unos nombramientos que habrán de ser ratificados en la próxima junta de accionistas, prevista para la tercera semana de diciembre, según ha podido saber este periódico.

En principio, los tres serán consejeros independientes (no participan del capital social), cada uno a propuesta de los principales accionistas. Así, Suárez entrará por parte de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), adscrita a la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, De Irala vendrá de la mano del grupo vasco Alcor y, por último, Galán será el hombre de consenso de las cajas de ahorros andaluzas y del Banco Europeo de Finanzas (BEF), propiedad de estas últimas.

No obstante, y según fuentes cercanas a los accionistas, aunque en una primera etapa el ex directivo de EADS-CASA (hoy incorporada a la matriz Airbus como Airbus Military) desembarcará en el consejo de administración como consejero independiente, en una segunda relevará a Jacinto Cañete, director general de IDEA, de la presidencia no ejecutiva de Alestis, si bien los poderes ejecutivos seguirán recayendo sobre su actual consejero delegado, Gaizka Grajales, a su vez presidente de Alcor. El mando, pues, para Grajales y la cabeza institucional de la compañía, para Carlos Suárez.

Queda aún por designar a quien ha de llevar las riendas del día a día de la aeronáutica sevillana, es decir, a un director general, para el que todavía se están barajando varios nombres vinculados a esta industria, entre ellos algunos ex directivos de Airbus.
A falta de esta pieza central, el organigrama estaría completado, tras la elección esta misma semana de dos puestos claves: la dirección de Ingeniería y la de Recursos Humanos.

Sobre la opción de Suárez, quien renunció a su cargo en EADS (formalmente fue así, aunque fue el gran sacrificado en el enfrentamiento entre España y la cúpula de Airbus a raíz de la integración de la división de transporte militar en el seno del constructor de aviación civil Airbus, a la que se oponían tanto el propio Suárez como el Gobierno de Madrid, al entender que diluía el peso español en el consorcio aeronáutico), existen dos versiones.

La primera habla de que se trata de un directivo que, por su trayectoria y los contactos labrados en el sector, gustaba en la Consejería incluso antes de que Suárez cayera en desgracia.

La segunda, que habría sido sugerido por el Ministerio de Industria, buscándole una salida tras irse por la puerta de atrás de EADS-CASA por sus disputas con el eje franco-alemán de EADS, y para ello le habría recordado a la Consejería que dirige Martín Soler que Alestis (126 millones de euros) y la industria auxiliar andaluza serán las empresas más beneficiadas de los créditos contemplados en el recientemente aprobado plan estatal aeronáutico. El nombre de Carlos Suárez, por lo demás, no disgusta a los trabajadores, según comentan unas terceras fuentes, las sindicales.

Sea como fuere, lo que sí es cierto es que los fichajes de Carlos Suárez y Xabier de Irala confieren a la compañía sevillana tanto conocimiento de la industria aeronáutica como relaciones con las empresas tractoras, mientras que Galán es hombre de confianza de las cajas.

El capital de Alestis, que quedó configurado el pasado verano a partir de los activos de Sacesa y los aeronáuticos de Alcor (tanto en España como en Brasil), se reparte entre el 42,15% en poder del grupo vasco, el 19,9% de IDEA, el 15% de Cajasol, el 14,3% de Unicaja, el 6,8% en manos del BEF y el 1,85% de EADS.

El consejo de administración lo conforman actualmente siete consejeros en representación de los accionistas, a los que agregarán los citados tres independientes. Diciembre será el mes clave: todo tendrá que estar cerrado.

Flecos. Queda otra pata por cerrar, aunque no será inmediata, en la configuración del accionariado de Alestis. Se trata de la participación de empresas andaluzas en su capital, que ahora controlan el grupo vasco Alcor, las cajas de ahorros andaluzas y la propia Administración autonómica.

Fue el consejero de Innovación, Martín Soler, quien abrió de par en par las puertas de la compañía al empresariado regional, después de la polémica surgida con la patronal CEA que, cuando se conoció la llegada a Sacesa de socios vascos (Alcor) y catalanes (Ficosa, que al final se cayó de la operación), montó en cólera y acusó al entonces titular de ese departamento, Francisco Vallejo, de ignorar a las empresas de la comunidad.

Soler sigue negociando para darles ahora entrada y, de hecho, tiene sobre la mesa algunas propuestas concretas, entre ellas la de la firma sevillana Ayesa (interesada en lo que es su especialidad, la ingeniería), aunque aún nada hay decidido.

En principio, la entrada de nuevos accionistas se haría con cargo a la participación de IDEA, aunque tampoco se descarta que las cajas cedan terreno.Por lo demás, Alestis ha de aprobar también su plan industrial y su plan financiero.

El primero ha de determinar qué factoría (Sevilla, Cádiz y Brasil) asume qué carga de trabajo (para el A350 y para la compañía brasileña Embraer). El segundo se concebirá para cinco años y entrarán, entre otros conceptos, la financiación aportada vía créditos por Industria (cabe recordar que el Gobierno ha dispuesto 359 millones para el A350), los fondos tecnológicos captados (al estar ubicada en los parques Aerópolis y Tecnobahía) y el capital aportado por los accionistas.

Las fuentes indicaron que este mismo mes comenzará en Alestis y empresas auxiliares sevillanas la fabricación de componentes para encargos de Embraer (para los jets Phenom 100 y 300) que posteriormente se ensamblarán en la filial que la andaluza tiene en Brasil aportada por Alcor).

  • 1