lunes, 10 diciembre 2018
09:54
, última actualización
Deportes

Alex Márquez: "La gente cree que por el apellido te encuentras las puertas abiertas"

"Mi ilusión para el futuro es estar en MotoGP con un equipo de fábrica donde tienes el material y puedes ser competitivo", señala el piloto.

el 04 dic 2014 / 16:43 h.

GP COMUNITAT VALENCIANA El piloto español Alex Márquez, actual campeón del mundo de Moto3, descarta que la vinculación a su hermano Marc le haya facilitado las cosas en el motociclismo, dejando claro que es "el talento y la motivación" y no el apellido el que da las oportunidades en el Mundial, y asegura que su objetivo es centrarse en Moto2 sin dejar de lado que su "ilusión para el futuro" es llegar a MotoGP "con un equipo de fábrica". El menor de los dos hermanos campeones del mundo está todavía con la 'resaca' de las celebraciones por su título, una situación "diferente" a cuando era sólo Marc el agasajado. "Me costó un poco asimilarlo, pero en Cervera ya me di cuenta un poco de lo que había conseguido", confesó Alex en su visita a Europa Press. El catalán reconoció que era "normal" que se le vea "como el hermano" de Marc Márquez, pero que su triunfo ha servido para que se le conozca "más como Alex Márquez". "Te cambia un poco la vida fuera de casa, pero dentro es lo mismo", admitió. "A él siempre se lo preguntan, si es una ventaja o no, y siempre me defiende diciendo que es un inconveniente porque la gente cree que por el apellido te encuentras las puertas abiertas y al final es un mundo que vale mucho dinero y que si no vales y si la gente que tiene que apostar por ti no ve talento y motivación te vas a casa en nada", añadió. Sobre la temporada ya concluida, Márquez reconoció que le fue "bien" que entrase "con dudas en la quiniela de candidatos" al título y que su compañero fuese Alex Rins, subcampeón en 2013. "Era un proyecto totalmente nuevo y en la pretemporada no estuve muy delante. No tenía presión y me ayudó a seguir a lo mío sin fijarme en lo que dijera la gente, y cuando tuvimos una moto competitiva dimos el paso para ser campeones", remarcó. El piloto español señaló que fue "en Misano" en 2013 cuando Honda les "propuso" dejar KTM, una decisión sobre la que no dudó "ningún momento" pese al por entonces apabullante dominio de la marca austriaca, ya que vió "desde dentro" que la fábrica japonesa era "muy profesional", aunque sabía que era "arriesgado". El de Cervera tuvo que lidiar con un final trepidante de campeonato. "Las tres últimas carreras fueron bastantes complicadas. En Australia éramos un pelín mejores y teníamos mejor ritmo, pero con los rebufos era un poco locura y salvamos los muebles. En Malasia hubo circunstancias y cogí más experiencia por si en Valencia pasaba lo mismo y para verlo desde otro punto de vista y ser listo porque tenía ese colchón de puntos que podíamos jugar", apuntó. Márquez declaró que Emilio Alzamora, que vivió algo similar en 1999 con Marco Melandri, ya le avisó de la actitud de Miller. "Me dijo: 'Lo que has hecho es más difícil porque a mí fue en una carrera y a ti en cuatro, me hubiera vuelto loco", señaló, feliz por haber ganado "limpiamente, sobre todo dentro de la pista". "PARA GANAR 3 TÍTULOS CONSECUTIVOS TIENE QUE SALIR TODO PERFECTO" "'Congratulations' ('Felicidades')" fue el único gesto de felicitación que recibió de Miller, que ha dado el salto a MotoGP con una Honda, lo que les podría hacer ser compañeros en un futuro. "Nunca digas nunca, pero para llegar a MotoGP aún queda mucho", advirtió, calificando de "arriesgado" el paso del australiano porque la categoría 'reina' es "superdifícil" y Moto2 "ya cuesta". Y es que el ilerdense es cauto y ni siquiera piensa en MotoGP si fuese campeón del mundo el año que viene. "Ojalá tenga ese problema, pero al final tampoco me he parado a pensarlo. Intento pensar en el presente y Moto2 ya es difícil el primer año y con pilotos que tienen cogida la categoría, pero la ilusión en el futuro es estar un equipo de fábrica en MotoGP, que es donde tienes el material y puedes ser competitivo", recalcó. En la máxima categoría sigue Valentino Rossi, que a sus 35 años ha vuelto a ser competitivo. "Compartir pista con él sería un sueño", confesó Alex Márquez, 17 años más joven. "Desde pequeño le veía ganando en 125, 250 y MotoGP, es un icono, le ha dado toda la fama al motociclismo. Para mí es el más grande de la historia y sería un orgullo y sueño hecho realidad compartir pista", deseó. "Ya veremos si Marc le puede superar. Ganar un título es muy difícil y los tres consecutivos que lleva mi hermano es muy complicado, tiene que salir todo perfecto, imagina ganar nueve", añadió sobre las opciones de Marc de emular al de Urbino. También elogió a su ídolo, Dani Pedrosa, pese a que este no ha tenido una buena campaña, pero que "cada año demuestra que está a un gran nivel" y tiene "mucha experiencia". "A lo mejor el año que viene gana, es impredecible. Lo que ha demostrado cada año es que está al nivel", opinó, al tiempo que cree que sería "muy bonito" que su hermano, él y Tito Rabat peleasen por el título en MotoGP, aunque tiene claro que es "muy complicado" por el nivel "muy alto" de Marc, Rossi, Lorenzo y Pedrosa. "TITO ES LA REFERENCIA, TIENE TODA LA PRESIÓN" Precisamente, este año compartirá equipo con Rabat, al que no dará concesiones porque "dentro de la pista no hay amigos" y "cada uno mira por su lugar". "Tengo que aprender mucho de él e intentar sacar de su experiencia lo máximo. Este año es la referencia, tiene toda la presión", puntualizó. Las primeras sensaciones con la Moto2 han sido positivas. "Cada día vamos mejorando y en el último test dimos un pasito adelante, cambiamos el estilo y probamos cosa en la moto que iban mucho mejor. Antes de ir rapidísimo es más cambiar el estilo y saber por qué hacer las cosas y por qué y cómo mejoras", avisó. "Hay que ir dando pasitos cortos pero entendiendo siempre por qué mejoramos y ya veremos la pretemporada y dónde estamos en Catar, pero tengo buenas sensaciones y tengo un equipo que es muy profesional y es una piña que es muy importante", agregó al respecto. Lo que no tendrá en su nueva categoría es su altura, "un hándicap" en Moto3. "Es aerodinámica y peso. Efrén (Vázquez), por ejemplo, es bastante más bajito, pesa 7 kilos menos, y tenía menos problemas para meterse encima de la moto y corría mucho más. Ahora me siento más cómodo, más adaptado", detalló. En Moto2, intentará seguir el consejo de su hermano de ir más rápido que lo que sienta. "Lo intentaré, pero es normal que te pase. Cuando estás encima de la moto, con la adrenalina no te guardas nadas y menos el primer año que no tienes presión. Lo hice en 2013 y el año que viene tenemos que ir a disfrutar al máximo", afirmó. "Antes Moto2 era la categoría más divertida con Marc, Pol (Espargaró) y Bradl, pero ha cambiado un pelín, no hay grupos grandes y cada piloto está a uno o dos segundos, mientras que en Moto3 hasta el último metro antes de la meta había que estar concentrado a tope porque muchas veces no ganaba el más rápido sino el más listo", prosiguió el catalán. A nivel persona, el de Cervera recordó que su familia es clave, destacando que es "normal y humilde", pero que es "muy importante" formar una 'nueva' en los circuitos "porque tienes que ir a las carreras a gusto", al tiempo que descartó que tengan 'enemigos'. "Hay pilotos que intentan atacar en los medios y a nosotros nos gusta más hablar dentro de la pista", zanjó. Por último, el menor de los Márquez indicó que le haría "gracia" intentar "en coche o en moto" el Rally Dakar, una prueba que le da "mucho respeto", y dio la gracias por "la suerte" de tener "grandes patrocinadores" como Estrella Galicia 0,0 que están "empujando y apostando" por él en momentos de crisis, sobre los que recomendó "tener paciencia para sacarlo hacia delante".

  • 1