Cultura

Alfonso Zurro celebra el Día del Teatro con microobras en un hotel de Sevilla

El hotel Casa Romana, sito en la calle Trajano, presta este jueves sus habitaciones para el teatro y el público. La iniciativa se enmarca dentro del Día Mundial del Teatro.

el 23 mar 2010 / 19:23 h.

Soraya Sáenz de Santamaría y Arturo García-Tizón (izda), Javier Arenas (2 dcha) y Antonio Sanz, presentan ante el TC el recurso de.

Centro histórico de Sevilla. Un hotel, 25 habitaciones, 67 actores y una efeméride. Son los ingredientes que contendrá el loco gazpacho escénico en el que el veterano dramaturgo Alfonso Zurro quiere convertir este año la celebración del Día Mundial del Teatro en Sevilla.

Aunque la fecha oficial es el 27 de marzo, "que este año coincide con el sábado anterior a Semana Santa, un día imposible para este tipo de actos conociendo a una ciudad como Sevilla", reconoce Zurro, los teatreros tendrán su fiesta este jueves, día 25; y este año, con el atractivo de sustituir "las tradicionales butacas rojas de terciopelo" por unas habitaciones de hotel reconvertidas en heterodoxos escenarios.

La idea la ha pergeñado Alfonso Zurro tras el éxito de un proyecto similar que él mismo llevó a cabo en 2006: pidió 60 obras de un minuto a 60 autores andaluces y las puso en escena, de seguido y durante cuatro días, en la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla.

Para 2010 hay una vuelta de tuerca: la fiesta del teatro se desarrollará en el hotel Casa Romana (calle Trajano, 15) y sus 25 habitaciones al completo acogerán la representación de las 25 obras que han escrito para la ocasión otros 25 autores andaluces: esto es, toda la acción transcurre en una habitación de hotel, los personajes tienen una edad concreta (los actores son jóvenes alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla) con temática libre y de una duración entre tres y cuatro minutos.

"Hay más comedia que drama, pero la verdad es que han salido cosas muy distintas", explica Zurro sobre las piezas teatrales, en las que hay bodas y noches de boda, un congreso eucarístico, encuentros amorosos a ciegas concertados por internet, un comando terrorista preparando un atentado y hasta un caso espeluznante de pederastia.

"Son todas historias contemporáneas, incluso algunas han incluido el nombre de la ciudad y hasta el del hotel, con un tono muy realista", analiza Alfonso Zurro, que ha dirigido todas las puestas en escena.

"En los ensayos vamos afinando, cambiando la dramaturgia inicial, pero todo no se decidirá hasta que estemos e el espacio real, que no será hasta el mismo jueves. Va a ser un maratón, sobre todo porque lo haremos sin referentes previos", explica el director.

Para Zurro, director de escena, dramaturgo y necesario agitador cultural en esta ciudad, el Día Mundial del Teatro debe ser "algo activador, generador de empatía teatral, contagioso para todos aquéllos que no son de la profesión", reflexiona, al tiempo que asegura también que "tiene el sentido de reafirmarnos todos los que nos dedicamos a esto. Es un día de fiesta y de disfrute, de abrirnos al público y decirle que seguimos en constante creación".

De este modo, con la reconversión de las 25 habitaciones del hotel Casa Romana, "damos a entender que el teatro no es sólo un espacio; la magia del teatro se produce con un solo actor y un espectador que quiera verlo; aquí además contamos con un escenario sugerente, donde el público se integra y se hace partícipe de cada representación", apunta Zurro.

Para que todo esto sea posible, el director e ideólogo de la celebración ha llamado a filas a 25 de los dramaturgos andaluces con más predicamento (él mismo firma una pieza: la del grupo terrorista).

En la nómina están nombres como los de Antonio Álamo (a la sazón director del Teatro Lope de Vega), el actor Carlos Álvarez Novoa (Solas), Javier García Teba, Antonio Onetti, Fernando Mansilla, Carlos Álvarez-Ossorio, Gracia Morales, Javier Berger, Juan Larrondo, Mercedes León, Tomás Afán y Antonio Hernández Centeno, entre otros.

  • 1