Local

Almadraberos en tierra

La escasez de atunes no es este año el problema de los almadraberos gaditanos sino todo lo contrario. Hay más de los que pueden pescar. Han llegado a la cuota dictaminada por la UE y no pueden capturar los ejemplares que han quedado atrapados en sus redes. El colectivo exige ahora que se flexibilicen esos límites.

el 16 sep 2009 / 03:33 h.

TAGS:

La escasez de atunes no es este año el problema de los almadraberos gaditanos sino todo lo contrario. Hay más de los que pueden pescar. Han llegado a la cuota dictaminada por la UE y no pueden capturar los ejemplares que han quedado atrapados en sus redes. El colectivo exige ahora que se flexibilicen esos límites.

Las cuatro almadrabas gaditanas casi han alcanzado el tope establecido en 1.088 toneladas repartidas entre la de Barbate, Zahara de los Atunes, Conil y Tarifa. Esta cuota máxima se ha reducido este año un 40% para garantizar la continuidad de la especie.

Los miembros de la Organización de Productores Pesqueros de Almadrabas están desconcertados porque antes se enfrentaban a la falta de este pescado y ahora están atados de pies y manos para capturarlo.

"Esta situación es desesperante. Esto no nos ha ocurrido en la vida y creo que es lo peor que le puede pasar al sector, que haya atunes en las almadrabas y que no podamos salir a pescarlos", señaló Marta Crespo, portavoz de este organismo.

Lo peor para este colectivo está siendo la espera. El pasado 20 de mayo solicitó al Ministerio de Medio Rural y Marino cien toneladas del fondo de maniobra para cada una de las cuatro almadrabas. Mientras, la actividad se encuentra totalmente paralizada a pesar de que las redes están llenas de atunes.

Según fuentes del ministerio, se les ha permitido pescar 123 toneladas más para los cuatro municipios. "No nos arregla el problema. Aún es insuficiente porque en una sola levantá se pueden sacar 300 atunes. Vamos a esperar a que nos den la totalidad del fondo de maniobra", señaló.

Su principal temor es que pierdan todas las capturas mientras aguardan a que el Gobierno dé el visto bueno. Se calcula que hay hasta 600 toneladas de atunes en las redes que, según Crespo, podrían encontrar la salida o intentar huir ante la presencia de espartes u orcas en la zona.

"Las almadrabas están llenas y los almadraberos en tierra. Esto no se ha dado nunca por lo que hay una gran preocupación en el sector porque la cuota asignada no nos permite capturar ese atún de la forma que lo hemos hecho siempre, de una manera totalmente legal", explicó.

Las empresas que explotan este arte milenario quieran aprovechar esta oportunidad que no se ha dado en años anteriores. En 2008 no se llegaron a extraer 1.200 toneladas a pesar de que el límite estaba fijado en 1.400 por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico de la UE.

Estos empresarios consideran insuficientes estas cuotas y entienden que debe ser la propia campaña la que defina el número de capturas a realizar al haber temporadas en las que no se llega al cupo establecido y otras en las que se tiene que dejar de pescar a pesar de que haya docenas de ejemplares de túnido en las almadrabas.

En lo que va de temporada Zahara ya ha capturado un 97% de su capacidad, Barbate casi el 100% y Conil más del 98%. Las 40 familias que viven de esta tradición en la provincia de Cádiz esperan una solución de "urgencia" por parte del Ministerio para poder continuar la actividad en las tres semanas que quedan de campaña en las que se aprovecha el paso del atún rojo por aguas gaditanas.

Mientras tanto, estos pescadores tendrán que mantenerse en tierra y viendo los atunes sólo de lejos.

  • 1