lunes, 22 abril 2019
23:41
, última actualización
Local

Almería prohíbe empadronar a más de 12 personas en un piso

El Ayuntamiento pone límites para evitar el hacinamiento de inmigrantes sin papeles

el 21 ene 2010 / 19:31 h.

TAGS:

¿Cuántas personas se pueden empadronar en una misma vivienda? ¿Seis? ¿Diez? ¿Veinticinco? ¿Depende, quizá, del tamaño de la vivienda? Cada ayuntamiento rige las normas de empadronamiento en su municipio, y habitualmente no establece un límite de las personas que pueden convivir bajo el mismo techo. Pero el Consistorio de Almería, gobernado por el PP en coalición con el GIAL, acaba de anunciar que fijará un límite máximo en cada domicilio de la ciudad: doce. El tope que han puesto tiene una explicación clara: Almería es la capital de provincia andaluza con más número de inmigrantes sin papeles, y al limitar el número de personas empadronadas en una misma vivienda, el Ayuntamiento puede identificar y evitar los llamados pisos pateras, donde se hacinan muchos de esos extranjeros.

El sistema de empadronamiento que existe en Almería permite conocer quién ocupa cada vivienda, de forma que se identifica también la procedencia de cada persona y el número de habitantes con los que cuenta la casa. Desde el Consistorio almeriense se explica que, con el fin de evitar la aglomeración de ciudadanos extranjeros que no cuentan con permiso de residencia en España ante una "evidente situación anómala", se optó por no permitir el empadronamiento de más de una docena de personas bajo el mismo techo, informa Europa Press.

Este otro debate surge justo cuando amaina la polémica de Vic (Barcelona), cuyo Ayuntamiento reguló una norma para prohibir el empadronamiento a inmigrantes en situación irregular. El infome que el consistorio catalán solicitó a la Abogacía del Estado determinó que la inscripción de los extranjeros en el padrón municipal "procede" con independencia de que éstos se encuentren en situación legal en el país, por lo que, en consecuencia, "no resulta procedente denegar la inscripción so pretexto de que el ciudadano extranjero no reside legalmente en España". El alcalde de Vic, Josep Maria Vil d'Abadal (CiU), anunció ayer la retirada de su norma y, ante el rechazo generalizado que ésta ha despertado en la sociedad, quiso dejar claro que los ciudadanos de su municipio no eran xenófobos.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, afirmó ayer sobre el empadronamiento de los inmigrantes que no se encuentran en situación regular que "la ley es la ley y hay que cumplirla". En una rueda de prensa celebrada en Algeciras (Cádiz), recordó que se trata de una ley aprobada por el PP, por lo que señaló que este partido "haría muy bien" en decirle a sus alcaldes que cumplan la Ley.
Griñán insistió en que las normas vigentes hay que acatarlas, y apuntó que "en todo caso" se podría hablar si se negocia o no la modificación de las leyes vigentes.
Finalmente, el presidente de la Junta de Andalucía manifestó: "Cualquier ciudadano que llega a España, con independencia de su origen, tiene que tener acceso a las políticas de bienestar, y a los derechos fundamentales del ser humano que están recogidos en la Constitución".

  • 1