sábado, 20 abril 2019
02:03
, última actualización
Economía

Almunia propone que 'bancos malos' compren activos tóxicos

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, dijo ayer que el G-20 abordará en su próxima reunión la creación de "bancos malos" que absorberían los "activos tóxicos" en manos de las entidades financieras afectadas por la crisis. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 22:04 h.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, dijo ayer que el G-20 abordará en su próxima reunión la creación de "bancos malos" que absorberían los "activos tóxicos" en manos de las entidades financieras afectadas por la crisis.

Almunia destacó que se trata de un debate "muy difícil" pero que ha dado "experiencias exitosas" en el pasado y citó como ejemplo el caso de Suecia, que ganó dinero con una operación similar.

Indicó que hay que delimitar qué se entiende por activos tóxicos y qué precio se les da, ya que, a su juicio, esta información interesa a los contribuyentes. Puntualizó que hay diferentes clases de activos tóxicos, ya que algunos podrán no recuperar su valor pero otros sí, e incluso revalorizarse, por lo que añadió que no hay que pensar en que siempre se saldrá con pérdidas.

El comisario recordó que varios países europeos discuten esta posibilidad, al igual que sucede en Estados Unidos.

Respecto al hecho de que España pueda abandonar el euro, señaló que "la posibilidad de que cualquier país salga de la moneda única es cero", si bien consideró que la probabilidad de que el Reino Unido entre en la zona euro es "alta", y la de Dinamarca y Suecia "muy alta".

Por otro lado, Almunia señaló que "es obvio" que la crisis financiera no está superada, pero pronosticó que se ha evitado lo peor, ya que el sistema financiero estuvo a punto de entrar en una situación de "colapso".

El ex ministro socialista reclamó un mayor dinamismo económico, al que se sume un esfuerzo por incluir a todos en ese nuevo patrón de crecimiento, que sustituya al estado de bienestar por un modelo social que apueste por la educación y combine la flexibilidad con la seguridad laboral.

Además, subrayó que lo más importante para la inmensa mayoría de la gente es la restauración del crédito, un asunto que todavía no está resuelto y del que queda mucho por hacer.

En este sentido, abogó por tomar de forma inmediata más decisiones para restablecer la confianza, porque sin ella "no vuelve la normalidad". Afirmó que hay que ser capaces de infundir confianza entre los ciudadanos y las propias entidades financieras, ya que si no, no se recuperará la senda del crecimiento.

Almunia defendió que no se caiga en el proteccionismo, "mucho menos en el siglo XXI", donde la economía es global y constituiría un error que perjudicaría a todos. Advirtió de que una salida equivocada de la crisis planteará problemas a las democracias y alertó a España de que "el endeudamiento no es una enfermedad crónica, sino una medicina que hay que tragar durante un tiempo".

Respecto a la reunión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los máximos responsables de la banca española en la tarde de ayer, opinó que éstos últimos "no suelen ser seguidores de lo que se dice en los mítines" y que harán más caso a lo que acontezca en el encuentro.

En este sentido, indicó que "los políticos cuando leemos por escrito lo que hemos dicho en un mitin, siempre nos gustaría tachar alguna frase". Ante la pregunta de si podría convertirse en ministro, Almunia aseguró que "no es una hipótesis" ni en su agenda "ni en la de quien lo tiene que decidir".

  • 1