Local

Alonso ensalza la negociación pero sin revelar si se pagó un rescate

Tras la liberación de los tripulantes del atunero Playa de Bakio y comprobar que gozan de "buena salud", la incógnita ahora es saber si se pagó un rescate a los piratas. El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, alabó la "gestión sensata" del Gobierno, pero eludió hablar del dinero. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 03:50 h.

TAGS:

Tras la liberación de los tripulantes del atunero Playa de Bakio y comprobar que gozan de "buena salud", la incógnita ahora es saber si se pagó un rescate a los piratas. El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, alabó la "gestión sensata" del Gobierno, pero eludió hablar del dinero que se pudo entregar, que podría rondar los 700.000 euros.

Alonso defendió la "gestión prudente, sensata y responsable" desarrollada por el Gobierno en el caso del secuestro del atunero español, a la vez que advirtió de que es necesaria la colaboración internacional para asegurar la zona porque "un sólo país, evidentemente, como es obvio, no se puede hacer cargo de la vigilancia de nada menos que el océano Índico".

Alonso indicó que, para vigilar "un océano inmenso", como es el Índico, es preciso "el concierto de la comunidad internacional". En este sentido, aseguró que el Gobierno está planteando "iniciativas políticas" en la UE y la ONU "para que el conjunto de la comunidad internacional incorpore los elementos para tener el control que es posible tener" en la zona.

A pesar de conocer todos estos detalles, el portavoz socialista eludió referirse al pago de un posible rescate a los piratas, algo que ya hizo el sábado la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Pese a no desvelar este dato, los piratas que mantenían secuestrado al pesquero español en aguas somalíes podrían haber recibido 1,2 millones de dólares (766.188 euros) a cambio de la liberación de los 26 marineros, según aseguró el presidente de la autoridad portuaria de la localidad somalí de Haradhere, Abdisalam Jalif Ahmed, en declaraciones a Reuters. De hecho, fuentes conocedoras de la negociación afirmaron que se desarrolló en un hotel de lujo en Londres.

Buena salud. Mientras, la tripulación del Playa de Bakio fue sometida a un reconocimiento médico por un facultativo de la fragata Méndez Núñez, que actualmente escolta al pesquero rumbo a las islas Seychelles, donde está previsto que desembarque la tripulación. La revisión confirmó que gozaban de buena salud, aunque el patrón del barco, Amadeo Álvarez, añadió que estaban cansados por la tensión sufrida durante el cautiverio.

Álvarez desveló el sábado a la familia que los piratas les apuntaban con metralletas, aunque no estaban amordazados, podían moverse y fueron tratados "bien dentro de lo que cabe", según narró ayer su hija Rosa Álvarez. El patrón relató a la familia que tras la liberación "iba a intentar echarse a dormir", aunque "no sabía si sería capaz" por la tensión vivida.

Por su parte, el contramaestre del Playa de Bakio, Ángel Fernández, explicó a sus parientes que "en todo momento la tripulación fue consciente de que iba a ser liberada", puesto que "los piratas les dijeron que les comunicarían que quedaban libres a la puesta de sol, y así fue", según afirmó su hijo, Daniel Fernández. En cuanto al barco, "se llevaron lo de más valor", especialmente aparatos electrónicos, e incluso cortaron la línea telefónica, por lo que "las comunicaciones están dañadas". Aún así, los marineros se comunicaron con sus familias con teléfonos inalámbricos.

  • 1