Deportes

Alonso: "La razón para ser optimistas en 2014 es que estoy en Ferrari"

Cree que quitando a Red Bull, "la carta más segura" es el 'Cavallino Rampante', y que "la aerodinámica y los neumáticos" volverán a ser claves.

el 21 dic 2013 / 17:38 h.

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) mostró este viernes su optimismo para el 2014, donde cree que, pese a los "cambios importantes" que habrá en cuanto a la normativa, "la aerodinámica y los neumáticos" seguirán siendo claves y porque la mejor razón para tener esperanzas es por correr para el 'Cavallino Rampante'. fernando-alonso"La razón para ser optimistas es que estoy en Ferrari, punto y final", aseveró Alonso ante los medios en un acto en la Ciudad Financiera del Banco de Santander en Boadilla el Monte (Madrid), donde tuvo que responder a las preguntas también de los niños presentes. Por ello, recalcó que "algunos pilotos", si pudieran elegir una escudería, "uno escogerán Red Bull y si no la carta más segura es Ferrari, que después de un año que se ha calificado como desastre ha sido subcampeón del mundo". "Es un equipo 'top' que puede hacer grandes cosas. Somos subcampeones del mundo, sólo hay uno que nos ha podido ganar y no queremos que nos vuelva a pasar", aseveró. Ahora, las cosas se pueden igualar con las nuevas normas. "Son cambios importantes y veremos qué puede pasar. A unos les irá bien y a otros peor. Red Bull ha dominado los últimos cuatro años y ojalá que podamos estar a altura, pero todavía no tenemos un valoración, ni de los motores ni de la fiabilidad. Primero habrá que hacer un test de fiabilidad y ver que todo funciona", aseguró. "Va a ser todo muy parecido a estos años en cuanto a pilotaje y en cuanto a gestión del coche, de las baterías o la gasolina los ingenieros van a tener un trabajo diferente pero los pilotos luego nos montamos y damos todo lo que podemos. Los factores claves van a continuar siendo la aerodinámica y los neumáticos", advirtió, En este sentido, quiere pensar que "no" habrá problemas con los 'Pirelli', después de que ayer jueves Nico Rosberg se llevase un susto por un reventón a 320 km/h. "Tienen que ser una pieza más donde no tengamos ninguna preocupación, sobre todo en términos de seguridad. Son los mismos para todos, pero la seguridad es una prioridad y deben ser de una mínima calidad, es necesario y obligatorio", comentó. El ovetense se refirió igualmente a la doble puntuación del último Gran Premio, muy criticada por mucha gente. "Ya veremos. Si llegas con 26 puntos de ventaja va a ser un drama y te vas a acordar todo el fin de semana, pero es lo que hay, no hay que darle muchas vueltas ni pensar si es bueno o malo. Habrá que estudiar la mejor forma de llegar a esa carrera sin problemas e igual hay que dejar algo de prestaciones en cuanto a la vida de componentes", afirmó. Alonso opinó que la calificación continuará siendo "importante", pero recordó que "con todas las cosas que habrá gestionar en la carrera y las diferencias potencias de motor se podrá adelantar a tres coches en una recta". "Será importante gestionar todas las cosas que tengamos a nuestra disposición", apuntó. "KIMI ES UN DESAFÍO PARA MÍ" El piloto español recalcó su satisfacción por el trabajo de Pedro Martínez de la Rosa con el simulador, que "ha evolucionado bastante en un año". "Ha dado varios pasos adelante, ha mejorado en todo los sentidos, pero siempre teniendo en cuenta que es un ordenador. Es bastante útil, pero ahora es más complejo porque los distintos parámetros e informaciones que tienes que gestionar y es lo que estamos probando un poco en el simulador. Tenemos que hacer muchas horas de simulador para que los movimientos sean simples", declaró. En Maranello compartirá equipo con Kimi Raikkonen. Alonso lamentó que haya una "desinformación importante" sobre su relación con el finlandés, al que ve como "una pieza importante". "No le conozco, no puedo opinar de él", aseveró. "Esperamos que la experiencia de muchos años nos pueda ayudar para desarrollar la complejidad del coche en ciertos aspectos nuevos. Con Felipe (Massa) pasé cuatro años y hemos trabajado de forma eficaz y profesional, y con Kimi también. Lo más importante es que trabajemos juntos para Ferrari y que uno rojo pase el primero en meta", subrayó. "No hemos coincidido. Estoy ilusionado de poder trabajar con Kimi, es un desafío. Es un piloto con un talento descomunal y es el último campeón del mundo con Ferrari y aquí se le tiene gran estima. Siempre ha estado luchando por el campeonato con cualquier medio que tuviese entre las manos y puedo aprender de él y complementarnos bien y dar unas décimas extras a Ferrari", deseó. Por otro lado, opina que Massa "aportará seguramente muchas cosas" a Williams, una escudería que "se ha reforzado con buenos nombres" y con gente que conoce "bien" para poner fin a una "década" sin apenas éxitos. Alonso considera "bonito" que las encuestas le señalen como un "buen piloto", pero recordó que este año no ha hecho "cosas bien" y que no le han "gustado". "Son cosas para el año que viene que no se pueden permitir, hay que buscar estar cerca de la perfección y tratar de mejorar", avisó, esperando que le dé "suerte" el número '14'. Por último, lamentó que se lleva "cuatro o cinco años con la misma canción" sobre una vuelta a McLaren, dejando claro que está "contentísimo" en Ferrari, y remarcó que la Fórmula 1 no es aburrida. "Ha habido más de 900 adelantamientos y bastantes disputas, creo que más divertido que la F-1 hoy en día hay pocos deportes. Veo partidos de fútbol que acaban 1-0 ó 0-0 y me aburren o las motos, que eran una referencia en el deporte del motor. Estamos en un momento espectacular de emoción", aseguró.

  • 1