Economía

Altadis contraataca y abarata en 15 céntimos sus marcas

Reacciona así al movimiento de Philip Morris, mientras British American Tobacco anuncia rebajas.

el 20 may 2011 / 09:20 h.

Las tabaqueras están repercutiendo la subida de impuestos en los precios de sus cajetillas.

Apenas diez días. Es el tiempo que la compañía tabaquera Altadis ha mantenido la última subida de precios de diez céntimos aplicada a sus principales marcas Nobel y Fortuna, un encarecimiento que respondía al alza de British American Tobacco , que encareció 0,10 euros sus cajetillas de Lucky Strike y Pall Mall a finales de abril, hasta 3,85 euros y 3,60 euros, respectivamente.

Altadis, propiedad de Imperial Tobacco, protagonizó ayer un golpe de efecto en el mercado al anunciar una rebaja de 0,15 euros en sus cajetillas de Nobel y Fortuna, con lo que sitúa su precio en 3,70 euros frente a los 3,85 que costaban hasta ahora. La rebaja es más cuantiosa para su marca Ducados Rubio, de 20 céntimos, con lo que se pagará a 3,5 euros, mientras que Ducados negro se abarata en diez céntimos, hasta los 3,85 euros.

La medida, que la compañía ha adoptado para mantener su competitividad en el mercado español, es una clara respuesta al movimiento que en la víspera realizó una de sus competidoras, Philip Morris , que recortó en cinco céntimos el precio de L&M, de 3,65 a 3,60 euros, mantuvo el de la cajetilla de Marlboro en 4,25 euros y subió el de Chesterfield cinco céntimos, hasta 4 euros.

Según fuentes del sector, con la reducción del precio de L&M, Philip Morris posicionaba su marca al mismo nivel que las marcas baratas de otras tabaqueras, como Pall Mall, que cuesta 3,60 euros, y JPS, de Altadis que, tras el cambio de ayer, se sitúa en 3,50 euros.

La compañía explicó que ha adoptado esta decisión desde la responsabilidad de querer mantener el mejor equilibrio posible entre la rentabilidad y competitividad de sus marcas, y agregó que seguirá en estado de alerta permanente respecto a cualquier nuevo movimiento que pueda producirse en el mercado.

Asimismo, Altadis lamentó el impacto negativo que esta medida podría tener en la red de venta minorista, si bien manifestó la imposibilidad de actuar de otra forma en estas circunstancias.

British American Tobacco, fabricante de marcas como Lucky Strike y Pall Mall y segunda tabaquera del mundo, reaccionará ante los movimientos de precios de sus competidores abaratando sus marcas "para mantener su competitividad en este nuevo escenario de mercado", avanzó.

Por su parte, la Unión de Asociaciones de Estanqueros ha solicitado una reunión con la vicepresidenta Elena Salgado ante la necesidad de adoptar medidas que frenen la guerra de precios, en la que "las mayores víctimas son los estancos y, sobre todo, Hacienda", aseguró su presidente, Mario Espejo.

"En una guerra de precios todo el mundo sale perdiendo", al tiempo que detalló que en un recorte de 20 céntimos, 16 céntimos corresponden a Hacienda; 1,6 céntimos a los estanqueros y el resto, a los demás agentes de la cadena (entre otros, las tabaqueras). Por ello, propondrán una reforma fiscal para que "si alguien quiere jugar con los precios, le salga caro".

  • 1