Local

Altísima costura

Incluso entre los dedos de los pies llevan piercings los sevillanos más atrevidos, y es que perforarse hasta el último rincón del cuerpo parece ser la última moda en los tiempos que corren

el 26 feb 2010 / 21:21 h.

TAGS:

Clientes de todas las edades y clases sociales se deciden a perforarse.
"Renovarse o morir", afirma Alejando Muñoz cuando habla de su habitual afición a esto de perforarse cada rincón de su cuerpo. Ya son muchos los sevillanos que deciden abandonar el clásico pendiente de la oreja y dar un toque algo más original a su piel probando las más sofisticadas técnicas en piercings.

 

En la cara, codos, lengua, muñecas, manos, hombros, tobillos, cuello, espalda, pies, o genitales, cualquier lugar es idóneo para ser perforado y convertirse en un fiel seguidor de las nuevas artes decorativas. Por el módico precio de unos 20 ó 25 euros, según el estudio que elija para realizar su acto de valentía, ya puede empezar a lucir este tipo de artilugio en su impoluto cuerpo. Eso sí, ya que se decide, piense que quizás un solo piercing se ha convertido en algo anticuado y demasiado visto, puede animarse y probar con algo a los que los profesionales llaman "piercing avanzado", que consiste en una composición de varios piercings en el que las piezas se unen con implantes de silicona y forman en su cuerpo un original dibujo. Esta nueva tendencia suelen ser de gran tamaño, realizada en diferentes sesiones y ronda en torno a los 90 euros (siempre teniendo en cuenta que el material elegido debe ser acero quirúrgico, titanio u oro de 18 quilates, para evitar infecciones). "Llevo más de once años en la profesión y creo que menos en los párpados, he realizado piercings en todas las partes imaginables del cuerpo, comenta Samuel Delgado, propietario del estudio de tatuajes y piercings El Diamante Negro Tattoo.

Para aquellos que piensen que se trata de una práctica sólo apta para los más jóvenes, se sorprendería de las cantidad de hombres que rondan entre cuarenta y cincuenta años que se suman a esta moda y hacen cola para perforarse partes del cuerpo tan íntimas como sus genitales: "Quieren darle un toque diferente y juvenil a su vida sexual y quizás experimentar algo distinto en sus monótonas relaciones de pareja", explica Samuel Delgado. Y como la discreción es lo principal, dentro de la cabina de los estudios de piercings es aconsejable entrar en solitario. "Más de un novio celoso nos mira con cara de odio cuando perforamos a su pareja; no se dan cuenta que para nosotros es puro trámite profesional, por eso intentamos que no accedan a la cabina, aunque si deciden ir acompañados, tampoco podemos negarnos", explica Mario López, tras más de diez años de experiencia realizando piercings.

¿Quiere saber qué partes del cuerpo son las más dolorosas? Según Samuel Delgado, "el pezón es la zona más sensible al tratarse de una glándula y la lengua es el órgano menos doloroso y que más rapido se cura". Las dilataciones en los lóbulos de las orejas también pueden resultar algo insufribles, por eso es recomendable dilatar de dos en dos milímetros, hasta llegar a orificios que pueden sobrepasar los 22 milímetros, como es el caso de Alejandro Muñoz, que luce dilataciones junto a otras 25 perforaciones en su piel (y aún no sabe cuál será su límite). "Lo mío no es nada del otro mundo, hay verdaderos enganchados a esta práctica, sólo hay que darse una vuelta por la web para descubrir a personas que hasta compiten por conseguir verdaderos récords. Porque aunque dolorosa, esta tendencia parece tener fieles seguidores y si no, que se lo pregunten a Elaine Davidson, una brasileña que batió el Récord Guiness de perforaciones en el cuerpo, con la suma de 6.005 piercings, de los cuales la nada despreciable cantidad de 192 componen su increíble rostro. Y si tiene curiosidad en cómo curar tanto agujero, para esta dura tarea de cicatrización y evitar el posible rechazo del cuerpo al piercing, es recomendable usar suero fisiológico y cicatrizante de mucosa (en zonas húmedas), además de ser constante, "ya que una perforación no estará curada del todo hasta pasados los seis meses", explica María Santos, tras haber tenido que quitarse un piercing por no cuidárselo. "Parece que no aprendí la lección cuando de pequeña mis primeros pendientes consistían en atravesarme los lóbulos de la oreja con imperdibles y me los dejaba incluso dos o tres días, hasta que parecían oxidarse", recuerda María. Una práctica que recomienda:"no prueben en sus casas".

De utilidad:

Qué: Anímese con las nuevas modas y luzca un piercing en alguna parte de su cuerpo.

Dónde: La técnica ha avanzado y hoy en día cualquier parte de su piel puede ser perforada: orejas, manos, dedos, cara, genitales, hombros, tobillos, lengua, espalda, cuello, ceja, brazos, pies...
Tiempo de curación: Aproximadamente unos seis meses, pero siempre depende del tipo de piel y su cicatrización.

Nuevas tendencias: Composiciones con implantes y dilataciones.

Precio: Entre 20 y 25 euros. Las composiciones con implantes dependen del material utilizado y el tamaño, pero pueden rondar los 80 ó 90 euros.

Lugares donde perforarse:

- El Diamante Negro: c/ Escoberos, 24. 635729534 /635729538.- Hard Rock Tattoo: c/ Administrador Gutierrez Anaya, Edif. Aparta-Club Este. 954 674 811.- Startattoo: Distrito Este Barrio: Palacio de Congresos-Urbadiez-Entrepuentes. 954511184/ 645252540.
- Sun Tattoo: c/ Luis Montoto, 105.
- Tattoo Lucio: Alameda de Hércules, 50. 954 902 906.

 

  • 1