martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Deportes

Álvarez o el glamour de Quique, Míchel y Pellegrini

El Sevilla maneja varias opciones para el banquillo, incluido el actual técnico.

el 23 may 2010 / 20:39 h.

La margarita del futuro del banquillo sevillista sigue sin deshojarse. El procedimiento, en cualquier caso, empezará a tomar forma a partir de esta semana. Como en anteriores temporadas, el director deportivo, Monchi, emitirá un informe técnico sobre la temporada al consejo de administración, al que él mismo pertenece, por cierto. En él considerará y valorará el trabajo del actual entrenador, Antonio Álvarez, y ponderará las diferentes opciones que ofrece el mercado actual para comparar los pros y las contras. Entonces se tomará la decisión final.

Hasta entonces, todo son consideraciones. Monchi tiene sus preferencias, valora los logros de Antonio Álvarez y el apoyo que tiene de la plantilla, pero puestos a buscar un nuevo técnico es muy del gusto el entrenador del Atlético de Madrid, Quique Sánchez Flores. En todo caso, Quique es probable que renueve con el conjunto colchonero.También le gusta el todavía entrenador del Real Madrid, Manuel Pellegrini. El máximo impedimento en el caso del chileno es evidente, el caché. Tras entrenar al conjunto merengue sus exigencias económicas han subido. Sólo sería una opción factible llegado el caso si rebajara sus pretensiones.

También sigue estando en la palestra Míchel, entrenador con contrato en el Getafe. Gusta el madrileño también, sobre todo después de la gran temporada firmada por el conjunto azulino, pero sólo ha estado una temporada en la elite y tampoco juega a su favor que el conjunto nervionense pudiera utilizarlo como mero trampolín al Real Madrid.

En todo caso, el mismo José María del Nido, en las primeras semanas de Antonio Álvarez como entrenador, dejó caer que si el técnico cumplía con los logros marcados, la política de premiar los buenos resultados seguía estando vigente. Pero tampoco se quiere precipitación.

Esa es la coyuntura actual, pero en el Sevilla tampoco desean prolongarla en exceso para no retardar la planificación de la próxima temporada. En cualquier caso, el exitoso final de la temporada, lógicamente, ha reforzado a Álvarez, que desde que ha llegado al banquillo sevillista ha eliminado la crispación existente con Manolo Jiménez.

CENA DE DESPEDIDA. La noche del pasado viernes el club organizó una cena para  la plantilla, el cuerpo técnico y auxiliar y el consejo de administración, con el presidente del club, José María del Nido, a la cabeza. Este encuentro sirvió para cerrar los festejos de la Copa del Rey, a la vez de suponer la despedida del equipo hasta la vuelta de las vacaciones.

  • 1