viernes, 18 enero 2019
08:06
, última actualización
Deportes

Álvaro Romero: "Siempre que salgo a remar quiero ganar"

El remero del Náutico, de 19 años, se muestra ambicioso de cara al futuro. Apunta al Mundial y al Campeonato de España en 2015, y más a largo plazo, sueña con los Juegos de Tokio 2020.

el 07 sep 2014 / 10:13 h.

alvaro romero remo - carlos hernandez_opt Álvaro Romero, listo para entrenar. Foto: Carlos Hernández. El remo corre por las venas de Álvaro Romero. Desde hace años, buena parte de su vida gira en torno a este deporte que practicaron sus padres y su hermano. Empezó jugando al fútbol en la escuela de Rafa Paz, pero pronto el destino le señaló que su camino era otro. Tras muchas temporadas de formación y entrenamiento en el Club Náutico, el pasado mes de julio se proclamó Campeón del Mundo sub 23 en la localidad italiana de Varese, formando parte de la embarcación española de cuatro sin timonel ligero que compartía con Ander Zabala, Imanol Garmendia y el gallego Jaime de Haz. ¿Cómo fue la experiencia en el Mundial de Varese en el que se proclamó campeón en categoría sub 23? Ha pasado ya más de un mes y medio y aún no me he hecho a la idea de que soy Campeón del Mundo. La verdad es que nuestro cuatro sin timonel llegó a la cita con mucha confianza. Nos habíamos preparado muy bien durante todo el año y sabíamos que teníamos muchas posibilidades. Yo, que era el más joven de la embarcación, la noche antes de la final estaba muy nervioso pero mis compañeros, que tenían más experiencia, me ayudaron a templar los ánimos. Para ganar un Mundial hay que emplear muchas horas de trabajo y sacrificio previo y cuando lo consigues es como una liberación. ¿Ganar el Mundial es sólo cuestión de trabajo y sacrificio o hay algo más? El trabajo y los entrenamientos no son suficientes. Hay que tener una mentalidad fuerte y que la cabeza no te falle en determinados momentos. Que cuando tengas ganas de pararte sigas remando y evitar desfallecer cuando no hay ganas de entrenar. El remo es un deporte en el que hay muchos momentos de decaimiento y ahí es donde tienes que apretar para marcar diferencias con el resto. ¿Estás ya pensando en tus próximos objetivos? Tengo objetivos a corto y a largo plazo. Hay que prepararse para el Mundial del año que viene y para el Campeonato de España, que son las regatas más importantes que tenemos de cara al año que viene. Después está el objetivo por el que debe luchar todo deportista que es participar en los Juegos Olímpicos. La cita de Río en 2016 me viene demasiado pronto porque el año que viene seguiré en categoría sub 23. Mi gran objetivo son los Juegos de Tokio 2020 y como soy joven espero tener opciones de afrontar algunas citas olímpicas más. ¿Cuál cree que es la característica que le define mejor como deportista y que le puede diferenciar de los demás? Yo soy muy competitivo y quiero ganarlo todo. Siempre que salgo a remar quiero ganar. No me gusta perder y cuándo las cosas no van bien y me tropiezo, me levanto para seguir trabajando. Ésa es mi pelea y lo que creo que me hace distinto. Para ser competitivo y despuntar en este deporte hay que realizar un esfuerzo tremendo, ¿Cuál es su día a día? Tengo la fortuna de poder entrenar aquí en Sevilla durante todo el año, a diferencia de otros compañeros de categorías inferiores que se tienen que marchar a distintos puntos de España para las concentraciones permanentes. Este año, por los estudios, tendré que madrugar muchísimo para empezar a entrenar a las seis y media de la mañana. Después iré a clase y por la tarde tocará entrenar otra vez. En total serán unas cuatro o cinco horas al día. Hay algunas sesiones de trabajo que son muy sufridas pero por regla general me gusta mucho entrenar. ¿En qué medida es el Club Náutico culpable de tus triunfos? El papel del Club ha sido fundamental en mi formación y mi desarrollo. Me ayudan en todo: viajes, material y entrenamientos. Siempre estaré eternamente agradecido a este club por el trato que me da. Es una entidad que sabe cuidar y volcarse con sus deportistas. El club es una de las claves del éxito y el poder entrenar en un campo de regatas único como es el río Guadalquivir. ¿Cómo se lleva con David Cifuentes, el entrenador con el que trabaja a diario? Tengo que decir que siempre me ha ayudado mucho. Es muy buen entrenador y no lo digo yo, lo ha reconocido por ejemplo la Federación Española la pasada temporada. Es una persona que te ayuda mucho y que no hace diferenciación entre mejores y peores. Trabaja con muchos remeros y está pendiente de todo el mundo, sabe repartirse y estar encima de todos y además nos sabe motivar. ¿Crees que en España son reconocidos los logros de alguien como usted que es Campeón del Mundo de Remo? La verdad es que ese asunto me afecta un poco. Está claro que los éxitos de deportes como el que yo practico pasan casi desapercibidos. Es una pena que el remo aquí en España no tenga el reconocimiento que tiene en otros países como Nueva Zelanda por decirte alguno. Para ver remo por televisión por ejemplo tienes que tener canales como Eurosport y eso en otros lugares no pasa. Si nos molesta un poco el hecho de que no se nos reconozcan los esfuerzos. Está claro que aquí manda el fútbol, pero no sé si el entrenamiento que hacemos nosotros a diario lo aguantaría un jugador profesional de Primera División.

  • 1