viernes, 14 diciembre 2018
11:25
, última actualización
Local

Álvaro viaja hoy a un hospital de Ohio gracias a la solidaridad

Los padres han recaudado 49.000 euros para tratar en EE.UU su hipertensión intracraneal

el 02 dic 2011 / 20:43 h.

TAGS:

El español celabrando el triunfo.

El pequeño Álvaro Domínguez viaja hoy con su madre, Belinda, rumbo al Hospital Infantil de Ohio, especializado en el tratamiento de hipertensión intracraneal idiopática, una enfermedad que padece desde hace tres años (tiene 13) y que le ha supuesto pasar 20 veces por el quirófano en 34 meses. Tanto en el Virgen del Rocío de Sevilla como en el Vall d'Hebrón de Barcelona le han tratado, pero sus padres, Antonio y Belinda, no se resistían a ver cómo su calidad de vida no mejora.


Los fuertes dolores de cabeza que sufre por la presión craneal dañan sentidos como la vista y le incapacitan para hacer vida normal. Pese a tomar 14 pastillas diarias, pasa el 90% de su tiempo encamado. Por ello, hace poco más de un mes emprendieron una campaña para recaudar dinero con vistas a llevar a Álvaro a Ohio, con la esperanza de que allí mejoren su calidad de vida. Saben que su enfermedad no tiene cura y siempre dependerá de una válvula que equilibre la presión que su cráneo ejerce sobre el cerebro (en una de las operaciones llegaron a fragmentarle huesos de éste para dejar más espacio en su cavidad craneal). Pero el centro es un referente en el tratamiento de esta enfermedad y su padre, Antonio -que no viajará a Ohio para quedarse cuidando del hermano de Álvaro-, cree que "va a venir mejor que está".


El Ayuntamiento de Umbrete organizó un festival benéfico para recaudar fondos. El jueves le entregaron el cheque: 18.233,66 euros. A ellos se suman las miles de donaciones particulares a las que Antonio está inmensamente agradecido. "Si pudiera daría las gracias personalmente uno a uno", afirma. Con pequeñas donaciones de 5, 10 o 50 euros enviados de colectas realizadas en colegios de toda España y otras de marecibidas de hermandades de Sevilla como el Gran Poder o la Macarena, han logrado reunir 49.000 euros con los que sufragar el viaje y la estancia en el hospital de Ohio de Álvaro, prevista inicialmente hasta el 23 de enero.


Durante esa estancia, y aunque el centro ya tiene en su poder todo el expediente médico de Álvaro y el tratamiento recibido en Sevilla y Barcelona, el niño será evaluado por cinco especialistas: un neuroftalmólogo, un oftalmólogo, un neurólogo, un neurocirujano y un psicólogo. A partir de ahí, el equipo les expondrá las posibles intervenciones o tratamiento que se le practicarán. La estancia será más larga porque el seguimiento y control, que normalmente los pacientes hacen en casa, se hará en Ohio por si surgen complicaciones.


Antonio no tiene palabras para expresar su satisfacción y gratitud. "En septiembre éramos unos padres deprimidos, sabíamos dónde podíamos ir para que sabíamos cómo llevarlo. Ahora hay que esperar que todo vaya bien", dice. Saben que de Ohio no vendrá un niño completamente sano. Álvaro seguirá viendo a médicos y visitando el hospital el toda su vida pero aspiran a que el resto del tiempo haga vida normal.

  • 1