Local

'Amarguras' en el adiós

Amarguras sirvió de prólogo a las palabras del pregonero, hace ya 15 días, y Amarguras fue un año más la banda sonora del último aliento de la Semana Santa. Después de soportar una madrugada de intenso frío, la cofradía de Santa Marina escribió ayer el último capítulo de la más bella historia jamás contada.

el 15 sep 2009 / 02:07 h.

TAGS:

Amarguras sirvió de prólogo a las palabras del pregonero, hace ya 15 días, y Amarguras fue un año más la banda sonora del último aliento de la Semana Santa. Después de soportar una madrugada de intenso frío, la cofradía de Santa Marina escribió ayer el último capítulo de la más bella historia jamás contada.

Mucho, muchísimo frío es el que padeció durante la madrugada de ayer el blanco cortejo de La Resurrección camino de la Catedral. Tanto que hasta se produjeron "cinco o seis" bajas entre el cuerpo de nazarenos por mor de los rigores del termómetro y de las gélidas rachas de viento que incrementaban la sensación de un frío casi invernal.

El desolador discurrir de la hermandad por calles semidesiertas en su tránsito nocturno hacia la Catedral -excepción hecha de la Plaza de la Campana- contrasta con su multitudinario regreso a Santa Marina, en el que la cofradía es arropada por centenares de familias enteras que despiden de esta forma una nueva edición de la Semana Santa. Ayer, si cabe, el regreso contó con más público que de costumbre al incluir por vez primera en su itinerario de vuelta un escenario de tanto sabor cofradiero como el eje Cuesta del Rosario-Plaza de la Alfalfa.

Salvo el cruce de algún vehículo despistado por entre los tramos, el parte de incidencias ha quedado este año prácticamente inédito. Incluso la hermandad desea agradecer la numerosa presencia policial que ha velado por el buen discurrir del cortejo.

El cardenal de Sevilla, Carlos Amigo, recibió a la hermandad en la Catedral y, tras despedirse del cortejo, continuó un buen rato viendo pasar la cofradía entre el público a las puertas del Palacio Arzobispal. Antes de las once de la mañana ya había personas apostadas tras las vallas a las puertas de Santa Marina para despedir la Semana Santa. La siguiente arrancará el 5 de abril.

  • 1