sábado, 17 noviembre 2018
02:05
, última actualización
Local

American Airlines suspende pagos para "reorganizarse" y ser rentable

Las acciones de la compañía estadounidense se desploman un 80% en la bolsa de Nueva York.

el 29 nov 2011 / 21:04 h.

TAGS:

El grupo estadounidense AMR, que agrupa a las filiales American Airlines (AA) y American Eagle, se acogió ayer finalmente y de manera voluntaria al capítulo 11 de la ley estadounidense de bancarrotas, por la que las dos aerolíneas quedan en suspensión de pagos. En un comunicado, la compañía justificó que esta decisión se produce "con la intención de conseguir una estructura más competitiva en los costes y en su deuda" y por "el interés y el bien de sus accionistas".

Asimismo, el grupo estadounidense subrayó que durante este "proceso de reorganización", las dos aerolíneas continuarán operando con "completa normalidad", tal y como prevé la norma estadounidense.

De este modo, ni las reservas de billete, ni los programas de fidelización ni la condición de miembro en la alianza Oneworld se verán afectados, según aseguraron, mientras que los procesos legales en Estados Unidos no tendrán repercusiones fuera del territorio norteamericano.

"Ha sido una difícil decisión, pero es un paso necesario para que nuestras aerolíneas sean ahora más eficientes, competitivas y financieramente más fuertes", lamentó el nuevo presidente y consejero delegado de AMR, Thomas W. Horton, que sustituye desde ayer a Gerard Arpey, tanto en la presidencia de AMR como en la de AA.

Horton, que destacó que este "desafío" colocará al grupo en una mejor posición a largo plazo, incluyó la reducción de "costes laborales" en las reformas necesarias para fortalecer la estructura financiera de la compañía.

A pesar de que el grupo no ha declarado beneficios anuales desde 2007 y dice tener una deuda de 11.900 millones de dólares (9.020 millones de euros), cuenta con aproximadamente 4.100 millones de dólares (3.075 millones de euros) en efectivo no restringido e inversiones a corto plazo, "destinados a asegurar el cobro de vendedores, proveedores y otros socios comerciales".

La noticia no cogió por sorpresa a los accionistas del grupo norteamericano, pero aun así tuvo su efecto inmediato en el mercado. De este modo, el holding AMR se desplomaba a media sesión en el parqué de Wall Street tras anunciar su bancarrota, y sus títulos caían un 80,48%, hasta 0,30 dólares.

  • 1