martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Amor a la simbólico

El día de la Inmaculada se mantiene, fundamentalmente, por el empeño en hacer pervivir el amor a lo simbólico, una de las esencias de España y los españoles; incluidos los que dicen que no lo son, y en esto coincidía hasta el Unamuno vasquista.

el 15 sep 2009 / 19:30 h.

El día de la Inmaculada se mantiene, fundamentalmente, por el empeño en hacer pervivir el amor a lo simbólico, una de las esencias de España y los españoles; incluidos los que dicen que no lo son, y en esto coincidía hasta el Unamuno vasquista. Las antiguas rivalidades entre estudiantes las encontramos en las coplas del Arcipreste de Hita -que ya es retroceder-; hasta que Carlos III intentó cortar por lo sano, fueron constantes entre manteístas y colegiales; el Gil Blas de Lesage contaba las de su tiempo; se perpetuaron en las tunas, ya desarmados como dice la copla: las armas del estudiante/ yo te diré cuáles son/ la sotana y el manteo/ la cuchara y el perol.

La pugna, más que por la verdad propia por atacar errores del otro, tuvo su epicentro en esta fecha: había que buscar una figura impoluta y ésa fue la de la Virgen sin pecado original. Así y todo la cuestión no acabó porque, a veces, como en Castilleja, la Pura es de la calle Real, no de la plaza; metidas las hermandades en eso de los fajines de general, y ya que éstos son rojos, la celeste calle de Hernán Cortés parecía abocada al fracaso. Y sin embargo los de ésta han luchado hasta lograr que un general de Estado Mayor -con fajín azul, por tanto- lo regale, no abjurando así de sus principios.

Esa imaginación es del mismo calibre que la de la banda de Muchachos de Consolación, de Utrera, que ha ascendido y pasado a llamarse también Real e Ilustre Agrupación Musical de Reales Tercios de España por el método de retroceder cinco siglos. En lo de avanzar retrocediendo nunca nos igualó nadie. Recordemos que Lope de Vega ya escribía de Sevilla: Ciudad que a Tebas en grandezas igualas/ a Roma en letras y armas preferida? El amor a lo simbólico no tiene barreras.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1