Local

Ana María Cepello hace campaña

"Quiero que voten por mí todos los lectores de El Correo." Ana María Cepello, relaciones públicas del McDonalds de Mairena del Aljarafe, es semifinalista del certamen al estilo de Operación Triunfo que la cadena está organizando con sus empleados en todo el mundo. Si le gusta cómo lo hace, vote por ella y ayúdela a alcanzar su sueño.


el 16 nov 2009 / 15:53 h.

TAGS:

Como suele suceder, desde que El Correo lanzó la información, otros medios se han puesto al rebufo atraídos por el interés que despierta el que una sencilla trabajadora de un pueblo sevillano dedicada a poner hamburguesas pueda convertirse de la noche a la mañana en toda una estrella de la música.

Pero Ana María Cepello lo tenía ayer muy claro: "Me encantó vuestra información. Hoy quiero enviar mi saludo más especial y cariñoso para todos los lectores de El Correo, con el ruego de que me apoyen en este intento de demostrar que nada es imposible."

Esta sevillana, vecina de Bormujos aunque trabaja en Mairena del Aljarafe, acaba de ser elegida semifinalista del concurso Voice of McDonalds 2010, una especie de Operación Triunfo que la cadena está organizando a nivel mundial con unos concursantes muy, muy especiales: sus propios trabajadores.

Ana, la única representante española en esa semifinal, deslumbró a la organización con ese pedazo de tema jazzístico de la no menos espectacular cantante Ayo titulado Down on my knees, y ahora está loca de alegría a la espera de ganar, si Dios quiere. Y si pierde (que no es perder), pues... que le quiten lo cantado.

Aunque en su casa la voz cantante la lleva su hija Erika, Ana no puede evitar arrancarse por soul en sus faenas domésticas. "Alicia Keys, Alejandro Sanz, Macaco... me gusta mucho todo ese tipo de música", que es la música con alma, con soul.

De hecho, si acaba grabando un disco, como es de esperar, lo mismo lo llama así, 'Mi alma', que suena un poco a cosa flamenca y de la tierra pero que en realidad encierra todo el universo interior de esta joven de 34 años que, desde el McDonalds de Mairena del Aljarafe, donde trabaja, puede saltar al estrellato en menos que David Bisbal da un caderazo.

Canta en sus quehaceres de la casa, sí, pero... claro, la gente está empezando a enterarse. "En el trabajo me piden que cante también, pero si lo hiciera cada vez que me lo piden... Y los clientes también han comenzado a saberlo, así que...".

Así que a votar todo el mundo para que gane. ¿Cómo? Pues tan fácilmente como entrando en la página web www.mcdonalds.com/voice, seleccionando a la sevillana de entre la lista de finalistas de todo el mundo, esperar unos segundos (no es que esté atascado, es que tarda un poquito) y darle cinco estrellas como cinco soles a su interpretación de Son of a Preacher Man, de Dusty Springfield.

"¿Miedo? Sí... bueno, no. Miedo no tengo. Lo que sea, bienvenido sea. Lo que tengo pensado hacer a partir de ahora... ¿Sinceramente? Seguir para adelante." Que no es poco."¡Por favor, votadme!", decía anoche a este periódico, donde ya se ha hecho caso abundantemente de la solicitud.

La final será el 22 de abril del año que viene, con lo que tienen ustedes todo lo que les dé de sí la tarifa plana para aupar hasta el estrellato y más allá a esta sevillana rebosante de alegría y de hondura. Toca dar la nota.

  • 1