Local

Andalucía acude a la Conferencia Sectorial de Educación con postura crítica pero abierta a acuerdos en la reforma

Si bien, se ha manifestado dispuesta al diálogo respecto a la reforma educativa iniciada por el  Gobierno central,

el 29 oct 2012 / 10:25 h.

TAGS:

La Junta de Andalucía acudirá a la Conferencia Sectorial de Educación programada para este lunes con una postura crítica aunque dispuesta al diálogo respecto a la reforma educativa iniciada por el Gobierno central, según ha confirmado la consejera de Educación del Ejecutivo regional, Mar Moreno.

En este sentido, la postura de la administración autonómica queda fijada en un documento recientemente presentado en el que se proponen hasta nueve puntos de encuentro alternativos que, en líneas generales, van en consonancia con lo reclamado por la comunidad educativa, cuyo rechazo a la reforma queda expuesto en la aprobación del informe redactado por el Consejo Escolar de Andalucía, que fija una posición en contra de un modelo que se considera "segregador" y con el que pueden quedar afectados "profundamente" tanto el alumnado como el profesorado.

El presidente del Consejo Escolar andaluz, Ernesto Gómez, ya indicó al respecto a Europa Press que los resultados del Pleno que votó el informe fueron en la línea de los registrados inicialmente en la Permanente con motivo del dictamen, es decir, a favor del informe, dándose 46 votos de respaldo al mismo --el 88,4 por ciento de los emitidos--, dos en contra y cuatro abstenciones.

Respecto a los puntos alternativos, Moreno señaló que el primero de ellos se refiere al refuerzo de la calidad y la equidad en la enseñanza, ya que para la Junta no es posible "avanzar en calidad si esto va en detrimento de equidad". La consejera indicó que toda reforma que quiera generalizar el éxito escolar debe atender tanto al alumnado con más necesidades como al que tiene mayores capacidades, por lo que apoya que se flexibilicen las adaptaciones curriculares del alumnado pero siempre y cuando se analice muy bien la edad en que se diversifican los itinerarios --la reforma contempla que sea a partir de los 13 años-- y, sobre todo, que cualquier opción conduzca a la misma titulación.

Como segundo punto de encuentro con el Ministerio, la Junta plantea una pieza clave que no se aborda en la reforma. Se trata de la formación y motivación del profesorado, capítulo para el que el Gobierno andaluz cree "fundamental" modificar la legislación educativa y universitaria con la intención de mejorar la formación inicial y permanente de los docentes, ante todo, en las áreas de idiomas y nuevas tecnologías. También propone más formación en atención a la diversidad y resolución de conflictos, así como el reconocimiento a su autoridad docente y el establecimiento de la carrera profesional.

En lo referente al refuerzo de las materias instrumentales, Moreno dijo que la Junta se une a que las asignaturas de lengua, matemáticas e idiomas sean las más importantes del currículum pero si se hace de forma que también se preste atención a otras materias optativas que los centros, en función de sus posibilidades, puedan ofrecer.

EVALUACIONES EN CURSOS INTERMEDIOS

Otro de los aspectos que la Junta cree que no está suficientemente debatido es el de la evaluación y la rendición de cuentas en los centros, ya que, pese a estar completamente a favor de las evaluaciones --Andalucía tiene una propia Agencia de Evaluación Educativa--, no comparte que de ellas se puedan hacer clasificaciones entre colegios e IES ni q sus resultados se utilicen para "seleccionar o expulsar" a determinados alumnos. Por eso, quiere que las evaluaciones no se hagan al final de cada etapa sino en los cursos intermedios de la misma, para que el objetivo final de las pruebas no sea otro que el de "evaluar para conocer las debilidades y mejorar".

Sobre la FP, la Junta ve con buenos ojos que se amplíen el número de titulaciones y se vinculen estas enseñanzas con el mundo de la empresa pero si, al mismo tiempo, se mantiene el acceso directo a las mismas tanto desde la Formación Profesional Básica como desde la Educación Secundaria Obligatoria.

El sexto punto alternativo será relativo a la participación de los centros en los procesos de enseñanza. Para la Junta, puede ser necesario aumentar las tareas de los directores pero sin que sea la administración la que los imponga. En este sentido, Andalucía defiende el carácter "democrático" de los centros tanto en lo relativo a los equipos directivos como a los Consejos Escolares.

De otro lado, y para garantizar la educación en valores, la administración regional plantea la necesidad de consensuar un único currículum para Educación para la Ciudadanía y que, con independencia de la denominación de la asignatura, se aparquen las diferencias existentes en torno a esta materia porque PISA examina también estas competencias ciudadanas y "hay que prestarles especial atención".

Como punto alternativo ocho y nueve, el Gobierno andaluz propondrá que cualquier cambio en las Pruebas de Acceso a la Universidad sean para garantizar la transparencia y la equidad y, finalmente, que se mantenga un sistema de financiación suficiente para el sistema educativo.

  • 1