Economía

Andalucía aporta más de la mitad de los nuevos parados

En esta ocasión no hubo el tirón del empleo que llega con el verano para atender el turismo, ni se dejaron notar los preparativos de las rebajas. Junio, por primera vez desde 1996, vio aumentar el número de parados, a lo que contribuyeron todos los sectores. Andalucía fue la que aportó más de la mitad de los nuevos desempleados registrados en España.

el 15 sep 2009 / 07:17 h.

En esta ocasión no hubo el tirón del empleo que llega con el verano para atender el turismo, ni se dejaron notar los preparativos de las rebajas. Junio, por primera vez desde 1996, vio aumentar el número de parados, a lo que contribuyeron todos los sectores. Andalucía fue la que aportó más de la mitad de los nuevos desempleados registrados en España.

Ya lo advirtió Solbes hace un par de días. La economía creció menos del 0,3% en el segundo trimestre del año y, a menor crecimiento del PIB, el empleo se resiente. El comportamiento del mes de junio no vino sino a confirmar que esta etapa -se llame como se llame- pasa factura, en primer lugar, a la creación de puestos de trabajo. Y eso que junio es un mes favorable para aliviar las listas del paro, por eso de la proximidad del verano y su repercusión sobre los servicios asociados al turismo, y por ser la antesala a las rebajas.

Ni servicios ni ningún otro sector ayudaron a frenar el aumento del paro, que cerró el mes pasado con 36.849 personas más inscritas -el 1,57% más que el mes anterior- en las oficinas públicas de empleo. Y ya son 2.390.424 españoles los que engrosan esa lista, un 21,6% más que los contabilizados en junio del año pasado.

Por cada dos nuevos desempleados más el mes pasado, algo más de uno fue aportado por Andalucía, donde 18.930 personas (el 3,43% más que en mayo) se apuntaron en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo. En los últimos doce meses la evolución arroja un 18,1% más de parados, de manera que la cifra asciende ya a 570.334 desempleados.

En el caso andaluz, como en el nacional, el principal varapalo llegó de manos de la construcción. Sin embargo, este dato previsible por la coyuntura del sector, no pudo contrarrestarse con el comportamiento de los servicios. Así, el ladrillo aportó 6.340 parados más (uno de cada tres nuevos desempleados en junio y casi el doble que el mes anterior), mientras que los servicios sumaron 4.882, el colectivo sin empleo anterior 3.495, la agricultura 2.523 y 1.690 la rama industrial.

En España el paro aumentó en construcción en 21.080 personas (6% más), agricultura en 3.338 (4,3%), sin empleo anterior en 5.892 (2,56%), servicios en 4.555 (0,33%) e industria en 1.984 personas (0,66%). Mayor impacto del paro sobre hombres que sobre mujeres (31.659 frente a 5.190) y comportamiento desigual entre comunidades. El desempleo registrado aumentó en diez comunidades, lideradas por Andalucía y seguida de lejos por Valencia (con 7.222 desempleados más), y descendió en siete regiones, con Galicia en cabeza y 4.071 parados menos.

En Andalucía, todas las provincias sumaron parados. En junio, Almería salió peor parada con un aumento del 12,3%, seguida de Huelva (4,77%) por el fin de las campañas agrícolas, Granada (4,61%), Córdoba (4,27%), Jaén (3,86%), Sevilla (3,23%), Cádiz (1,43%) y Málaga (1,19%).

  • 1