miércoles, 20 marzo 2019
14:00
, última actualización
Economía

Andalucía asume la marca España para su promoción exterior

Se trata de la primera comunidad autónoma en asumirla para potenciar la internacionalización de la economía regional.

el 16 oct 2014 / 13:05 h.

TAGS:

EXTENDA Gaspar Llanes y Vanessa Bernad, ayer durante la presentación de la nueva imagen exterior de Andalucía. / EL CORREO

Hubo un tiempo en el que las autonomías, incluida la andaluza, trataban de diferenciarse del conjunto de España en la promoción internacional de su economía (captación de inversiones) y de sus empresas (exportaciones). Ni siquiera atendían a las advertencias de los empresarios sobre la dispersión de los esfuerzos en el extranjero: cada región haciendo la batalla por su cuenta y riesgo, a pesar de existir un organismo estatal aglutinador, el Instituto de Comercio Exterior (ÍCEX), que otorgaba la dimensión de país. Ayer la Junta de Andalucía anunció un cambio de estrategia que, a tenor del desafío independentista catalán, cobra trascendencia política, además, lógicamente, de la económica.

En efecto, Andalucía opta por asumir la marca España en sus actividades de promoción exterior, siendo la primera comunidad en hacerlo porque, lejos de restar, suma a la hora de buscar mercados por todo el mundo. La región con el Estado y el Estado con la región, tanto monta. De la mano. Sinergias, pero también una –no públicamente admitida– realidad: que fuera ya cuesta identificar a España en el globo terráqueo como para ubicar a todas y cada una de sus diecisiete comunidades, sea Andalucía, sea la mismísima Cataluña.

Al lado izquierdo, tres barras, roja, amarilla, roja, que adecuan el logotipo del ÍCEX. En medio, la colorida palabra Andalucía de la marca Turismo Andaluz. Y abajo, una bandera única formada por las de Andalucía y España y la palabra Spain en mayúsculas. Ésta es la nueva imagen de la promoción exterior regional, ayer presentada en Sevilla por el secretario general de Economía del Ejecutivo autonómico, Gaspar Llanes, y la consejera delegada de Extenda (órgano andaluz de internacionalización), Vanessa Bernad.

El estreno de esa nueva imagen se ha reservado para SIAL París, la feria alimentaria más importante del mundo, de periodicidad bienal y que se celebrará entre el domingo y el próximo jueves en la capital francesa. La elección no es baladí: el campo y su agroindustria conforman el principal sector en las exportaciones de la economía andaluza y, asimismo, muestra todavía un «muy relevante» potencial de crecimiento, según comentó Llanes, quien también ejerce la presidencia de Extenda.

Esa renovada imagen, que a partir de ahora encabezará cualquier participación de esta comunidad –«la primera en hacerlo», sostuvo Bernad– en ferias internacionales, «refuerza» Andalucía a través de la marca España, según destacó el alto cargo de la Administración autonómica. Los pabellones, además, incluirán imágenes de las ocho provincias que evocan palabras clave de «nuestra esencia». Belleza para Almería (Cabo de Gata), historia para Cádiz (catedral), vida para Córdoba (mezquita), salud para Granada (la Alhambra), naturaleza para Huelva (Parque de Doñana), alegría para Jaén (un arroyo), luz para Málaga (un puerto) y calidad para Sevilla (la Giralda).

El objetivo: unir economía y empresa con cultura, patrimonio, clima y paisaje. «A la imagen de Andalucía le faltaba vida», opinó Gaspar Llanes. Italia, una referencia del saber venderse, va con una sola imagen «de país» a cualquier salón o muestra internacional por muchas regiones dispares que tenga, explicó. Bernad, por su parte, reconoció que incluir la marca España viene a reforzar la colaboración –ya de por sí fluida– y las sinergias entre Extenda y el ÍCEX. Al fin y al cabo, una apuesta en común para sacar el máximo provecho a los recursos.

¿Supone abandonar a labor propia? Al contrario, la presencia de Andalucía se reforzará directamente o, siempre que sea posible, a través de las sedes del ÍCEX. Si en estos momentos la red física de Andalucía en el extranjero está compuesta por 23 oficinas o antenas –estas últimas ejercen su actividad a través de consultorías del país de destino–, serán 27 en el primer trimestre de 2015. Los próximos desembarcos serán en Vietnam, Sudáfrica, Ecuador y Uzbekistán, y los más recientes fueron en Estambul, París y Dusseldorf.

Tanto Llanes como Bernard consideraron que la polémica de las «embajadas regionales» ya ha pasado a la historia pues, al menos en el caso andaluz, no eran de representación institucional sino para ayudar a las empresas a abrir o reforzar su presencia en mercados internacionales. De hecho, la consejera delegada de Extenda apuntó que «nos gustaría» que en los países de la Unión Europea (UE) este organismo autonómico y el ÍCEXestuvieran juntos en un mismo edificio, una forma de visualizar una sola voz –y reducir costes– y, en virtud de tal convergencia, la región prescindió de las sucursales en México, Japón y Londres.

Sobre el frenazo sufrido por las exportaciones españolas y también andaluzas entre enero y agosto pasados, Gaspar Llanes explicó que se deben al parón de la economía de la UE y a una menor intensidad de las ventas aeronáuticas –cualquier pedido ejerce un gran poder de arrastre en las cifras–. Pero, en general, apostilló, hay fortaleza exterior.

LOGO-EXTENDA-BUENOSIAL de París se celebra con carácter bienal desde hace 26 años y las empresas agroalimentarias andaluzas siempre han estado presentes con el apoyo de Extenda desde las primeras ediciones. En 2012, participaron en esta cita 5.890 expositores internacionales, todos ellos del sector de la alimentación y la distribución de cien países. En esta ocasión, Andalucía contará con 70 compañías representadas, 39 de ellas en los stands de Extenda-Agencia andaluza de Promoción Exterior y 31 en los de ÍCEX, además de aquéllas que acudan de forma individual a través de sus propios espacios o los de sus importadores y distribuidores. Gaspar Llanes destacó que la agroindustria es uno de los puntales de la economía andaluza y resaltó su contribución al superávit no energético (prescindiendo del petróleo y sus derivados) tanto de España como de Andalucía, al tiempo que restó importancia al impacto global –no particular de los agricultores– del veto ruso a las exportaciones de frescos de la Unión Europea.

  • 1