Local

Andalucía descarta su recuperación económica tras los recortes de Rajoy

La Junta calcula que supondrán una merma del 1,5% del PIB regional (2.000 millones) y obligarán a revisar el presupuesto

el 05 ene 2012 / 20:58 h.

TAGS:

La consejera Aguayo, ayer en el Pabellón de la Navegación, que defendió como algo de más valor que el dinero de la deuda histórica.

Las previsiones económicas del Gobierno andaluz para 2012 se han esfumado drásticamente en menos de 20 días. El Parlamento aprobó los últimos presupuestos autonómicos con un incremento del 1,1% respecto a 2011, previendo una tibia recuperación económica, la primera desde que arrancó la crisis. Pero los recortes de 8.900 millones al Presupuesto General del Estado que fue aprobado por el Consejo de Ministros de Mariano Rajoy el viernes pasado parecen haber desestabilizado por completo esa perspectiva. La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, calculó ayer que los ajustes de Rajoy provocarán una merma de más de 2.000 millones de euros en la economía andaluza. Un agujero del 1,5% del PIB regional que surge del tijeretazo a las partidas ministeriales de Economía, Empleo, Fomento, Industria y Educación.

Aguayo es la principal responsable de cuadrar las cuentas andaluzas. Ayer aseguró que "toda la recuperación y el empleo planteado tienen que ser revisados a fondo" y que los cambios que ha introducido el nuevo presidente del Gobierno al Presupuesto General "van a hundir a Andalucía". Esos 2.000 millones menos no saldrán directamente del presupuesto andaluz. Es el cálculo del "impacto genérico que tendrán los recortes en la economía de la región", matizaron ayer fuentes de la consejería. La reducción de determinadas partidas ministeriales, como la de Empleo, Dependencia o Educación, sí tendrán un reflejo inmediato en las cuentas andaluzas, que contaban con financiación estatal. Pero otras, como la congelación del salario mínimo interprofesional o la reducción del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) no están recogidas en el presupuesto regional, aunque los ajustes repercutirán igualmente en el bolsillo de los andaluces.

A pesar del matiz, Aguayo reconoció que las cuentas autonómicas tendrán que ser revisadas en profundidad en marzo, una vez que el Gobierno haya confeccionado un nuevo Presupuesto General para 2012. "Es imposible que una comunidad autónoma, en el marco de sus posibilidades, pueda compensar esa caída tan importante. Estas medidas afectarán directamente a los presupuestos en Andalucía, tendrán un duro impacto para el crecimiento económico y generará más paro", apuntó.

La consejera quiso detener su preocupación singularmente en la rebaja del 10% de la tasa de reposición para médicos y profesores -de cada diez jubilados, sólo se sustituirá uno-. "Estamos profundamente en desacuerdo y será un problema, porque en Andalucía sigue creciendo el número de alumnos". Aguayo advirtió de que, aunque la Junta "está obligada a cumplir" las reformas del Gobierno, en este punto en concreto "los procesos que están en marcha no se van a modificar" [la convocatoria de oposiciones de ESO ya están aprobadas].

El IRPF en Andalucía. La reacción de Aguayo fue muy contestada por el Ejecutivo central y por el PP-A. La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, la criticó por "haber estado callada" mientras Zapatero congelaba las pensiones y el salario de los funcionarios" y la acusó de "faltar a la verdad" al cifrar el impacto económico de los ajustes en 2.000 millones. "¿De dónde ha sacado esa cifra", se preguntó, reprochándole que hubiera puesto "el parche antes que la herida". Según Crespo las medidas fiscales aprobadas por el primer Consejo de Ministros irán en beneficio de las comunidades y de los ayuntamientos, "que recibirán a través del sistema de financiación más del 50% del importe que generen las mismas". La consejera de Hacienda tenía ayer dudas justo sobre este tema. La subida del IRPF que ha aprobado el Gobierno afectará a más de tres millones de andaluces, según dijo, a los que gravará con más de 660 millones de euros.

Pero Aguayo no confía en que esos ingresos repercutan en las arcas de la Junta. La subida se aplicará sobre el tramo del IRPF estatal (50%) -el Gobierno andaluz ya subió el tramo autonómico a los más ricos-. El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, también salió al paso ayer para aclarar que estas reformas de Rajoy supondrán "más ingresos" para Andalucía, "nunca una disminución", y reprochó a la consejera que culpara al Gobierno pese haber sido ella la que hizo un presupuesto con previsiones irreales", informa Europa Press.

  • 1