sábado, 15 diciembre 2018
00:09
, última actualización

Desembarco del rey midas de las series

Productores de ‘Juego de Tronos’ y directivos de la HBO buscan localizaciones para la quinta temporada, que se rodará en 2015.

el 22 may 2014 / 11:05 h.

juego-tronos El reino de Invernalia, Desembarco del Rey, Roca Casterly, Aguasdulces, Altojardín, Bastión de Tormentas, Rocadragón, El Muro y, probablemente, Andalucía como alter ego de otro enclave en el mapa de los Siete Reinos de la serie de la HBO Juego de Tronos, basada en la exitosa saga literaria Canción de hielo y fuego, de George R. R. Martin. Los fans de esta superproducción de fantasía épica entraron ayer en trance cuando se enteraron por el embajador de Estados Unidos en España, James Costos, de que la HBO está negociando con la Andalucía Film Commission (AFC) el rodaje de la quinta temporada en esta comunidad autónoma, previsto para principios de 2015. Sobre Juego de Tronos, que tiene un promedio de 6,6 millones de espectadores y una audiencia media de 14,4 millones por episodio, pululan miles de rumores por internet (casi todos tienen que ver con quién va a morir o quién va a matar a quién). Pero lo que dijo el embajador de Estados Unidos el miércoles noche en la cadena Ser hay que tenerlo en cuenta, porque Costos fue vicepresidente de marketing de la HBO. Los productores y directores de la serie han estado viajando recientemente por varias provincias de Andalucía buscando localizaciones. Hace seis meses que se mantenía el secreto, desde que los directivos del canal de pago se pusieron en contacto con la Andalucía Film Commission (AFC). Desde entonces, el guión técnico de la quinta temporada está encima de la mesa del despacho de Carlos Rosado, presidente de esta institución, que tuvo que firmar un contrato de confidencialidad para no revelar nada del contenido ni de los escenarios que buscan. «Les hemos mandado miles de fotos de las ocho provincias. Nos pedían playas y les mandamos 200 playas. Nos pedían desiertos y mandamos desiertos», dice Rosado. Aún no se han decidido por ningún emplazamiento específico, pero ha trascendido que los directores visitaron algunas zonas de Almería, Huelva, Málaga y Granada. Si el canal finalmente se decide por Andalucía, hay dos posibilidades: la primera es que vengan a rodar escenas concretas; la segunda es que elijan esta región como el escenario del séptimo reino de la serie –el semidesértico Dorne, que no aparece hasta el cuarto libro de la saga y al que aún no ha llegado la ficción televisiva–. En este caso se trasladaría un equipo de rodaje más completo para grabar aquí gran parte de la quinta temporada. Las conversaciones están muy avanzadas y el único escollo, según Rosado, es que España carece de incentivos fiscales para los rodajes cinematográficos, al contrario que los otros países que compiten con Andalucía (ninguna otra región de España está preseleccionada). Hasta la fecha, Juego de Tronos ha emitido cuatro temporadas. La mayoría de interiores se han rodado en los estudios de producción de Belfast –que invirtieron 17 millones para ampliar el set de la serie–, y en Malta, Escocia, Irlanda del Norte, Islandia, Croacia y Marruecos (Essaouira y los estudios Atlas, los más grandes del mundo). La mayoría ofrece bonificaciones fiscales a la productoras. Rosado se reunió con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el pasado 19 de marzo para convencerle de los beneficios económicos que reportan los rodajes a España. El año pasado, el rodaje de Juego de Tronos inyectó 98 millones a la economía de Irlanda del Norte, generó 5.000 empleos (900 fijos para toda la serie) y un incremento del 32% de turistas. En Islandia, donde no hay platós, se crearon 6.000 puestos de trabajo. El Gobierno de Croacia declaró de interés cultural la ruta de la serie en Dubrovnik, que el año pasado tuvo 700.000 visitantes y un aumento del turismo del 28%. «Si esto cuaja, será mucho más grande que el rodaje de Lawrence de Arabia en Almería. Es la serie más importante de la historia», asegura Rosado. Desde que se creó la Andalucía Film Commission hace 17 años, con ayuda de la Consejería de Turismo y Canal Sur, en esta región ha habido 10.000 rodajes. La última superproducción fue Exodus, de Ridley Scott, que en los tres meses que estuvo en España gastó 46 millones, más que todo el fondo de la industria cinematográfica española. Los datos de la EPA de aquellos meses reflejaron un repunte inusual de empleos (6.000) en Almería. Juego de Tronos desbordaría estas cifras. Falta el sí definitivo, pero los fans de Andalucía sienten ya que el invierno se acerca.

  • 1