Local

Andalucía, intervenida por Financial Times

El diario de referencia para inversores cree que será la segunda comunidad, tras Asturias, que perderá el control de sus cuentas para ser gestionadas por el Gobierno central.

el 14 may 2012 / 19:25 h.

TAGS:

La prensa internacional vaticina la intervención de varias comunidades autónomas.

Bajo el titular "Spain ready to intervene in Asturias", el periódico británico Financial Times, referencia para los inversores y diario de cabecera del ministro de Economía, Luis de Guindos, adelantó ayer que Andalucía será la segunda comunidad en ser intervenida por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, después de Asturias. "El Gobierno de España se prepara para intervenir las cuentas de una de sus regiones para lograr el objetivo de la reducción del déficit público" al 1,5% del PIB este año. La noticia apunta primero a Asturias, agravada por el hecho de contar con un gobierno interino dos meses después de las elecciones autonómicas. "Otra candidata para ser intervenida es Andalucía, la región más poblada del país", añade el diario, "Andalucía ya ha presentado un plan de reducción del presupuesto a Madrid que fue rechazado por no haber recortado lo suficiente".

El Financial Times, un diario influyente en las fluctuaciones diarias de los mercados, fue el primero al que De Guindos ofreció una extensa entrevista nada más jurar el cargo. El ministro de Economía sabe que el rotativo tiene línea directa con el capital, y en más de una ocasión ha recurrido a él para hacer llegar el mensaje del Gobierno de España al mundo financiero. Esta vez, sin embargo, el rotativo parece hacerse eco del runrún de la prensa nacional, que vaticina la intervención inminente de una comunidad autónoma.

Las regiones gestionan la sanidad y la educación, que son con mucho los presupuestos más abultados, y por eso Bruselas las sitúa como la mayor dificultad para lograr que España cumpla el objetivo del déficit este año. Una vez aprobada la reforma del mercado financiero español, Rajoy tiene dos golpes de efecto para calmar la voracidad de los mercados. Uno ya lo ha utilizado: la nacionalización de Bankia, el cuarto banco del país. El siguiente paso es la intervención de una comunidad autónoma.

Desde el Ministerio de Hacienda (también desde el PP) llevan meses advirtiéndolo, justificando una operación inédita que supondrá la invasión de las competencias autonómicas y estatutarias por parte del Estado. El Gobierno reitera que es una operación económica de máxima necesidad, y las comunidades afectadas replican que se trata de una estratagema política. Desde hace un mes, la prensa internacional anticipa la intervención de las cuentas de las regiones con más déficit, con una deuda más disparada. Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña (que triplica la deuda de Madrid) son el objetivo prioritario del Gobierno, según informaciones publicadas por Financial Times, Wall Street Journal o The Guardian.

La noticia de ayer del rotativo británico pone en cabeza a Asturias, seguida de Andalucía, y tiene el valor de haber sido publicada tres días antes de que se reúna el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Pasado mañana, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, informará a las comunidades si el Gobierno aprueba sus planes de consolidación fiscal. Si Montoro considera que la estrategia de ahorro de una región es insuficiente, abrirá dos puertas: forzar al gobierno autonómico a acometer más recortes en el presupuesto de 2012 o definitivamente tomará el control de las cuentas de dicha comunidad. Andalucía ha sido advertida reiteradamente. Cuenta con un plan de ajuste de 2.700 millones de euros que tendrán que salir del Presupuesto de 2012 (32.000 millones) y que, inevitablemente, impondrán recortes al gasto sanitario, a la educación pública y a los servicios sociales.

Este violento reajuste de las cuentas ha formado parte de la negociación PSOE-IU previa a la configuración del nuevo gobierno de coalición. La cifra del recorte se conoce desde hace semanas -la Junta lo achaca a la reducción de las transferencias del Estado a las comunidades- pero, pese a la insistencia de la oposición del PP, el nuevo gobierno mantiene la incógnita sobre las partidas a las que se le aplicará el tijeretazo.

  • 1