martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Economía

Andalucía podría alcanzar la cifra de 900.000 parados a final de año

La cascada de previsiones negativas para la economía española y, en concreto, la andaluza, no paran de sucederse. El último informe, presentado por Analistas Económicos, plantea un horizonte negro para la región, con una tasa de paro cercana al 23% y con 900.000 personas afectadas a final de año.

el 15 sep 2009 / 21:28 h.

La cascada de previsiones negativas para la economía española y, en concreto, la andaluza, no paran de sucederse. El último informe, presentado ayer por Analistas Económicos, plantea un horizonte negro para la región, con una tasa de paro cercana al 23% -el doble que en 2006- y con 900.000 personas afectadas a final de año.

Según la última estimación de la Encuesta de Población Activa (EPA), la tasa de paro en la comunidad andaluza alcanzó en el último trimestre del año pasado el 18,33%, una cifra nada desdeñable y que puede crecer como la espuma en los próximos meses. El último informe de Analistas Económicos de Andalucía, de Unicaja, señala que este porcentaje podría elevarse al 22,8% a finales de 2009, afectando de esta manera a unos 900.000 trabajadores andaluces.

Es decir, la caída del empleo seguirá recrudeciéndose en los próximos meses, después de que en diciembre del pasado año el número de parados se incrementara en más de 200.000 personas en la comunidad respecto al mismo mes de 2007, hasta rozar los 720.000 afectados.

Esta tasa de paro supone que Andalucía asuma más de una cuarta parte del total de desempleados en España, que, según el estudio, llegará a los 3,5 millones. Así, la cifra de ocupados descendió en el último trimestre del año pasado en todos los sectores (a excepción de los servicios), muy especialmente en el de la construcción. Además, dentro de esta sangría son los hombres los que están saliendo peor parados y el empleo destruido es, fundamentalmente, asalariado y temporal. De este modo, Analistas espera que el número de ocupados registre en 2009 una caída del -2,5%.

Pero no son éstos los únicos datos negativos que contempla Analistas Económicos para el presente año en Andalucía. El descenso del Producto Interior Bruto (PIB) de la región será del -1,3% este año como consecuencia de la aportación negativa de todos los sectores que, aunque crecerían a ritmo inferior al de los últimos años, seguirían mostrando un avance en su actividad.

En este sentido, el crecimiento de la industria se ha revisado a la baja (-5,2%), al igual que el de la construcción. En este caso, el estudio afirma que se trata de un "ajuste más intenso y duradero de lo previsto", de ahí que el decrecimiento que apunta Analistas Económicos en 2009 sea del -8,3%. A finales de año, el número de ocupados en el sector alcanzará las 400.000 personas, 100.000 menos que en el segundo trimestre de 2007.

Precio de la vivienda. Al hilo del sector del ladrillo, el informe también habla del mercado inmobiliario. En este sentido, subraya que el precio medio de la vivienda debería disminuir un 27% en Andalucía para "llevar el nivel de esfuerzo" respecto a los ingresos salariales a posiciones "asumibles" por las familias.

Frente al nivel óptimo de esfuerzo, que debe situarse en torno a un tercio de los ingresos, en la región alcanza el 45,2% -5,6 puntos más que la media española-, cifra que se supera en provincias como Málaga (56,5%).

En todas las andaluzas, salvo en Jaén (31,4%) se sobrepasa el nivel óptimo de esfuerzo, por lo que "para acercarnos a posiciones que fueran asumibles por las familias, deberían bajar los precios bastante", señaló ayer la coordinadora del informe, Felisa Becerra. Para atender al criterio de que el esfuerzo suponga en torno a un tercio de los ingresos de las familias, el precio medio actual de la vivienda en Andalucía, que se acerca a los 1.800 euros por metro cuadrado, debe descender hasta situarse en torno a los 1.300 euros.

El consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía, Francisco Villalba, indicó que existe una "sobrevaloración" de los activos inmobiliarios, y que "en tanto que no se produzca un ajuste de precios, va a costar más trabajo salir de la crisis".

  • 1