domingo, 16 diciembre 2018
06:54
, última actualización
Local

Andalucía se consolida como líder mundial en donaciones de órganos

2011 se cerró con 722 trasplantes, superando por primera vez los de riñón al proceso de diálisis

el 03 ene 2012 / 20:50 h.

TAGS:

Operación del trasplante de cara realizado a un paciente en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla en enero de 2010 / EFE

La solidaridad sigue creciendo en Andalucía y las donaciones de órganos se convierten en seña de identidad de una comunidad históricamente generosa. El balance anual de 2011 pone en evidencia una vez más la excelencia de los profesionales sanitarios andaluces, que han adaptado sus técnicas a la creciente edad del donante, y que unidos a la concienciación ciudadana hacen de esta región la primera en trasplantes. Este año, con la cifra récord de 722, se consolida una media de dos injertos al día.

Gracias a las 308 donaciones de personas fallecidas, casi 150 más que el año pasado, y a los 51 de donantes vivos de riñón, en torno a 2.000 personas han podido salvarse o mejorar su calidad de vida. Andalucía, tras una década en la primera posición de Europa, se afianza como líder mundial con la mayor tasa de donación de órganos, con 36,6 donantes por millón de la población, una cifra que duplica la media europea (18 donantes por millón), también superior a la tasa de EEUU (25) y algo mayor que la media española, situada en 2011 en 32 donantes por millón de habitantes.

La consejera de Salud, María Jesús Montero, quiso poner ayer en valor en la presentación de los datos referentes a 2011 "la magnífica noticia" que esto supone, ya que "vivimos una realidad esperanzadora", apuntó, y atribuyó la escalada de Andalucía como líder mundial en donaciones a tres nuevos elementos: la potenciación de los cada vez más exitosos y abundantes trasplantes renales de vivos (con alta tasa de supervivencia), también al desarrollo de los avances tecnológicos y la experiencia de los facultativos, y a la incorporación de pequeños hospitales a la red de extracción regional.

En cuanto a este último, el coordinador autonómico de transplantes, Manuel Alonso, destacó ayer la importancia de que cada vez son más los hospitales que se acogen a este sistema de trasplantes, formando a los profesionales de hospitales pequeños de toda la región en técnicas de extracción. Asimismo existen otros que por primera vez el año pasado realizaron un trasplante, como el Hospital San Juan de Dios de Bormujos y el de Osuna (ambos de Sevilla). También se han estrenado recientemente el Hospital de Baza (Granada) y el de Antequera (Málaga). Alonso quiso reconocer el trabajo de los equipos médicos.

Otra de las causas que explica el repunte de trasplantes en Andalucía es el considerable aumento de aquéllos que se realizan provenientes de donantes vivos. Se trata del riñón, el cual se injerta de manera que el receptor mejora su calidad de vida al abandonar la diálisis, tratamiento que sustituye la actividad renal y que "merma la calidad de vida de los enfermos al tener que estar atados a una máquina constantemente", indicó Montero. Tras un importante avance en los injertos de este tipo que determina un riesgo mínimo para el paciente, por primera vez los trasplantes han superado a los tratamientos de diálisis. Ello, según Alonso, supone incluso un ahorro para la sanidad pública ya que ésta se alarga en el tiempo.

Así, tanto Alonso como la titular de Salud de la Junta de Andalucía quisieron hacer hincapié en animar a los donantes potenciales de riñón -se puede sobrevivir perfectamente con solo uno-, debido sobre todo a la escasez de donantes jóvenes de este tipo, si bien el perfil de estos es sobre todo el que tiene una relación paternofilial con el enfermo.

El incremento paulatino en la edad de los donantes fallecidos, cuya causa principal de muerte ha dejado de ser los accidentes de tráfico para pasar al ictus o el accidente cerebrovascular, ha hecho que la media de edad de estos ascienda en dos décadas de los 35 años a los 59. Pese a ello, los avances en las técnicas profesionales han conseguido adaptarse a dicho aumento de la edad con procedimientos experimentales que han supuesto un hito. Así por ejemplo recientemente se supo del éxito del trasplante split por el que de un solo hígado, el Hospital Reina Sofía de Córdoba pudo implantarle el mismo dividido a dos personas diferentes.

Con todo, las buenas noticias que llegan de la solidaridad de los andaluces en esta materia pretenden ser estimulantes para todos los ciudadanos, puesto que "no hay que bajar la guardia", como dijo la consejera, ya que aún hay en lista de espera 850 personas "esperando el milagro".

 

  • 1