Cultura

Andando, en bici o en moto

Que Madonna aparezca en el escenario del Estadio Olímpico sobre un radiante Rolls-Royce casi se podrá entender, a estas alturas, como una provocación. Si las cerca de 50.000 personas que acudirán al concierto de la artista hacen caso a la recomendación del alcalde, Madonna será la única que llegue a La Cartuja sobre cuatro ruedas. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 11:29 h.

Que Madonna aparezca en el escenario del Estadio Olímpico sobre un radiante Rolls-Royce casi se podrá entender, a estas alturas, como una provocación. Si las cerca de 50.000 personas que acudirán al concierto de la artista hacen caso a la recomendación del alcalde, Madonna será la única que llegue a La Cartuja sobre cuatro ruedas.

En bicicleta, en moto -quien disponga de ella- o, sencillamente, caminando. Éstas parecen ser las recomendaciones básicas del Ayuntamiento en aras de garantizar la seguridad y facilitar los accesos, en la llegada y la salida, al Estadio Olímpico de Sevilla, donde el próximo martes tendrá lugar el concierto Sticky&Sweet, dentro de la gira europea de Madonna.

Tras presidir una reunión de coordinación de los servicios implicados en el concierto, el alcalde -acompañado por una decena de periodistas- usó el autobús que se habilitará como lanzadera entre el puente de la Barqueta y el Estadio y explicó a la prensa que el Ayuntamiento está ultimando un "protocolo de actuación" para evitar que la afluencia masiva de asistentes al concierto, para el que ya se han vendido más de 40.000 entradas, colapse la zona norte de la ciudad, donde se ubica el Estadio Olímpico. De este modo, Tussam ofrecerá un servicio especial de 16 lanzaderas que desde las 17.00 horas a las 02.00 de la madrugada enlazarán la glorieta de la Duquesa Cayetana de Alba (Barqueta) con el Estadio Olímpico a través de autobuses articulados.

Además, las líneas C1 y C2 serán reforzadas con entre seis y ocho vehículos, mientras la línea 6 recibirá ocho vehículos adicionales y la 2 entre ocho y 13 nuevos autobuses al objeto de incrementar las frecuencias de estas conexiones. El Ayuntamiento espera cerca de 30.000 visitantes ajenos a la ciudad, por lo que ante la posible afluencia masiva de vehículos privados ha habilitado los bajos del puente del Alamillo como estacionamiento de autobuses, una zona para el transporte público junto a la fachada oeste del Estadio, un estacionamiento para bicicletas y taxis y tres grandes espacios para aparcamiento de coches.

La seguridad, asimismo, queda garantizada con 100 agentes de la Policía Local, que ayer llegaron a un acuerdo con el Ayuntamiento después de una reivindicación laboral de tipo económico para estos servicios especiales.

  • 1