Andarinas: más que deporte

Vecinos de Carmona desde 15 a 60 años han pasado al estilo de vida saludable alejándose de la desmotivación gracias a este proyecto

el 03 nov 2014 / 12:00 h.

Multitud de carmonenses utilizan las pistas del estadio Pepe Olías para practicar deporte Multitud de carmonenses utilizan las pistas del estadio Pepe Olías para practicar deporte Pasear por Carmona cualquier mañana, o a la caída de la tarde, deja una estampa curiosa. A los habituales que se dedican a andar o a pasear sus mascotas, se unen un buen grupo de hombres y mujeres que, no hace muchos años, preferían estar viendo la televisión o no mover, ni siquiera, el dedo meñique de su pie. De profesión psicólogo, apasionado del atletismo y, accidentalmente, entrenador, José María Rodríguez Castaño veía una y otra vez cómo muchas personas comenzaban a correr y al poco tiempo lo dejaban. Las razones, de muy variada temática: cambio de estaciones, tedio, déficit motivacional, ausencia o equivocación de metas, lesiones, soledad… Muy pocas continuaban y, si lo hacían, solían ser generalmente de género masculino. Ante este panorama se preguntó: «¿por qué no dar coherencia deportiva a estas personas y guiar sus pasos? Y creé el proyecto Andarinas». Andarinas, en un primer momento, era un programa de entrenamiento en el que sus participantes comienzan durante las tres primeras semanas andando, para que posteriormente, con una secuencia progresiva de minutos andando y corriendo, consigan correr durante treinta minutos seguidos al cabo de cuatro meses y medio. A su vez, para adaptar el cuerpo a la reactividad y el estrés de la carrera, se acompaña de un trabajo físico de bajo impacto que sirve para fortalecer los músculos implicados en la carrera y con ello preservar las articulaciones. Esta parte del entrenamiento varía según el día de la semana, convirtiéndose en una rutina a pesar de que se cambien cada mes. Aunque estando unida a los logros conseguidos, pues es algo que ha quedado patente, «nuestro fin es hacer feliz a la gente practicando deporte», indica su coordinador. Orgullosos de haber integrado en un mismo grupo personas muy heterogéneas con un amplio margen de edad, desde menores de 14 años hasta mayores de 60, los cuales han practicado poco o ningún ejercicio y, a base de esfuerzo y tesón, pero también de diversión, «han mejorado mucho deportivamente». Y esto, apostilla Castaño, «se ha generalizado a su vida al haber aumentado su autoestima y la percepción de sí mismas de que todo es posible. Creando un espacio en el que los problemas se olvidan y, amas de casa, estudiantes, jubilados, parados o currantes interactúan buscando un mismo fin, correr para ser felices». En un principio y ante la imposibilidad de realizar el proyecto por entrenar a un club de atletismo, «le comenté a uno de mis deportistas, Rafael Martín, la idea al ver en él potencial y ganas, y comenzamos con la tarea». Gratuito y «con las referencias de mi labor en el club», desde un principio tuvo una gran aceptación, aumentando la participación en poco tiempo por la satisfacción de los integrantes, quienes lo exponen a conocidos, «que acaban uniéndose», afirma Castaño. Al mismo tiempo, Andarinas tiene en sí un efecto llamada, pues «recoge a muchas personas que realizaban la actividad física solas en la pista de atletismo y sus alrededores, por lo que el taller se convierte en una especie de boya para el neófito deportivo», indica. Gracias al éxito, el Ayuntamiento de Carmona se puso en contacto con Rodríguez Castaño para «ofrecerme que continúe con el taller, otorgándome una aportación económica. Tras estudiar la oferta decido montar otro taller matutino y, además, ofrecer la posibilidad a nuevos usuarios respetando el programa inicial, incluyendo otro programa que continúe con los progresos obtenidos por el inicial. Así, con el dinero de uno monto tres. Es en este momento cuando se une a nosotros la tercera integrante del equipo, Miriam Freire». Sin duda, un ejemplo de eficacia. Andarinas se desarrolla en las instalaciones de atletismo del estadio Pepe Olías y cuenta con la colaboración económica del Consistorio a través de las delegaciones de Juventud, Deportes y Medio Ambiente. Según datos municipales, en la actualidad participan más de cien personas y durante el año y medio que lleva funcionando han pasado más de 400 personas de todas las edades y condición física. En cuanto a los logros alcanzados, octubre ha arrojado la cifra de 146 personas en el taller, siendo el mes con mayor participación. Muchos de ellos han participado en una carrera por primera vez, «ganando nuestro grupo incluso un premio por mayor número de participantes», incide Castaño. El alcalde de la localidad, Juan Ávila, felicitó a los responsables de esta iniciativa «pionera en Carmona, que contribuye a mejorar la calidad de vida de los carmonenses».

  • 1