Local

Andreotti no lleva razón

Estoy hartito de la dichosa frase de il divo. Pero Andreotti no lleva razón. El poder no desgasta más al que no lo tiene. Lo que quema y mucho es gobernar y más si se trata de hacer bien las cosas. Pero en la oposición, cuando es una tropilla de segunda la que alcanza...

el 15 sep 2009 / 23:15 h.

Estoy hartito de la dichosa frase de il divo. Pero Andreotti no lleva razón. El poder no desgasta más al que no lo tiene. Lo que quema y mucho es gobernar y más si se trata de hacer bien las cosas. Pero en la oposición, cuando es una tropilla de segunda la que alcanza el status de grupo de la oposición se quedan todos tan contentos que sus aspiraciones quedan colmadas.

Ni en sueños podían suponer que sin tener que aprobar el Derecho Procesal, cosa realmente molesta, sin ser de ningún grupo profesional ni haber ganado un duro en un trabajo normal, sin saber de nada, iban a salir en los periódicos diciendo cosas. E iban a experimentar el dudoso placer de sentarse en el asiento de detrás de un coche con chófer que paga tu partido o no se sabe quien. No saber ni lo que gasta en móvil aunque hable con su prima.

Ser alguien (digamos) y, si encarta, hacer unas declaraciones con cuatro tópicos sacados del manual que le han dado en la escuela de verano, les llena de felicidad. Y matan por seguir así.

Eso es vida. No hay que sufrir por la dichosa productividad. "Haga lo que haga el problema no es mío" se dicen los colegas cada mañana, a media mañana, porque madrugar es para los demás mortales. El nota sabe que no da un palo al agua pero tiene una agenda en la que no cabe ni el pelo de una gamba.

No tener que cuadrar un presupuesto. Ni verse las caras con los sindicatos para decirles lo que no quieren oír, ni con los funcionarios salvo para jalearles, ni saber lo que es la cruda realidad de cada día. Y el nota se pone al frente de la procesión. Por cierto, te llama el obispo para tomar un té con pastas porque no le gusta la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Y el colega se rasga las vestiduras sin haber leído el libro que solo dice evidencias. Bendita oposición, se dice genuflexo ante la foto del líder. Sabes que el marrón de gobernar con la que está cayendo no te lo tienes que comer tú . Y encima puedes hacerte la foto en una plaza que ni sabías que existía. Sabes que no tienes ni idea de cómo resolver esto. Pero están gobernando otros. ¡Que chollo estar en la oposición!

Abogado

crosadoc@gmail.com

  • 1