Local

Andrés Ocaña asume la Alcaldía de Córdoba con la mano tendida al PP

Andrés Ocaña (IU) asumió ayer la Alcaldía de Córdoba y cerró los diez años de mandato de Rosa Aguilar, consejera de Obras Públicas en el nuevo gobierno autonómico. Ocaña, que contó con el respaldo de su partido y de los cuatro votos de los ediles socialistas, aceptó el cargo con "orgullo e ilusión" y tendió la mano al PP.

el 16 sep 2009 / 02:23 h.

TAGS:

Andrés Ocaña (IU) asumió ayer la Alcaldía de Córdoba y cerró los diez años de mandato de Rosa Aguilar, consejera de Obras Públicas en el nuevo gobierno autonómico. Ocaña, que contó con el respaldo de su partido y de los cuatro votos de los ediles socialistas, aceptó el cargo con "orgullo e ilusión" y tendió la mano al PP.

A dos años vista de las próximas elecciones locales, el pleno del Ayuntamiento de Córdoba votó ayer a su nuevo alcalde, Andrés Ocaña, quien contó con los votos en contra de los 14 concejales del PP, insuficientes para impedir el nombramiento: once votos de IU y cuatro del PSOE.

Los populares habían apostado por su portavoz, José Antonio Nieto, quien también presentó su candidatura al Gobierno local. Nieto aseguró que con la llegada de Ocaña se abre un ciclo "que debería afrontarse como una perestroika" y que ponga fin "a un modelo sonriente pero ineficaz".

"Se abre una nueva etapa" en Córdoba, señaló Ocaña, hasta ahora concejal de Urbanismo. "Pido a los capitulares y muy especialmente al Grupo Popular su colaboración para continuar afianzando a Córdoba y para hacer más grande su proyección, ya que sin duda, eso redundará en un mayor beneficio para la ciudad".

Ocaña admitió que es "consciente" de las circunstancias que rodean su nombramiento, pero adquirió el compromiso de "trabajar para dar respuesta a las ilusiones que ha generado esta nueva etapa y respetar las ideas diferentes de quienes quieren lo mejor para la ciudad".

El nuevo alcalde cordobés garantizó que desempeñará su cargo con "responsabilidad, orgullo e ilusión" y con el reto de ayudar a superar los efectos negativos de la crisis -35.000 parados en la ciudad- y apoyar la cultura para lograr la Capitalidad Europea en 2016.

Ocaña también tuvo unas palabras para Rosa Aguilar, de quien elogió sus diez años de dedicación y esfuerzo, que no puede merecer más que "reconocimiento y cariño" y agradeció "su generosa y valiosa contribución y a abrir una nueva etapa para seguir adelante con un proyecto repleto de ideas y objetivos por cubrir".

El coordinador general de IU, Cayo Lara, quien asistió al acto junto al coordinador autonómico de IU, Diego Valderas, afirmó que "la ejecutiva, por unanimidad respalda", a Ocaña como nuevo alcalde y considera que con la candidatura presentada por el consejo local "se ha hecho un gesto de responsabilidad con los ciudadanos cordobeses, que son los que de ninguna manera podían perder ante esta situación".

El portavoz del PSOE y parlamentario por Córdoba, Manuel Gracia, consideró que el gobierno de coalición entre el PSOE e IU está produciendo resultados "beneficiosos" para la ciudad y calificó el nombramiento de Ocaña como alcalde como un acto de "normalidad democrática".

Aunque todos los alcaldes democráticos de Córdoba estuvieron invitados al acto de nombramiento de Andrés Ocaña como nuevo alcalde de Córdoba, Rosa Aguilar no acudió a la cita. Según explicó en una carta a Ocaña, para no robarle protagonismo. Sí lo hicieron el resto de ex regidores de la ciudad: Julio Anguita, Herminio Trigo, Manuel Pérez y Rafael Merino, éste del PP.

  • 1