viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Deportes

Andy Roddick conquista por segunda vez el Masters 1.000 de Miami

Merced a su potente servicio, el tenista de Nebraska se impuso en la final al checo Thomas Berdych por 7-5 y 6-4, igualando a Roger Federer e Ivan Lendl como dobles vencedores en Cayo Vizcaíno.

el 04 abr 2010 / 20:54 h.

Berdych y Roddick, con sus trofeos.

El tenista estadounidense Andy Roddick se alzó con la victoria en el torneo Masters 1.000 de Miami al derrotar ayer al checo Tomas Berdych en la final por 7-5 y 6-4, en una hora y 43 minutos de partido.

Fiel al esquema de juego que ha caracterizado su carrera, con 13 saques directos en su haber, y sin ceder un solo punto de rotura a Berdych, el jugador de Nebraska se hizo por segunda vez con este título (2004) para sumar el número 29 de su carrera.

Roddick se convirtió además en el quinto jugador que ha ganado este torneo al menos en dos ocasiones (Andre Agassi lo ganó seis veces, Pete Sampras, tres, y Roger Federer e Ivan Lendl dos).

La semana ha premiado el buen juego de Roddick, que antes de llegar a la final eliminó entre otros a los españoles Nicolás Almagro y Rafael Nadal.

Berdych, primer checo en alcanzar la final desde que Ivan Lendl capturó el segundo de sus títulos aquí en 1989, había hecho méritos también al dejar en la cuneta a Roger Federer, Fernando Verdasco y Robin Soderling. No obstante, su trabajo se verá recompensado hoy lunes al pasar del puesto vigésimo al decimoquinto de la clasificación mundial de la ATP.

El servicio del texano fue de nuevo su arma letal. Con misiles a 220 kilómetros por hora, sus 13 directos y el 62 por ciento de primeros fueron una losa imposible de levantar para Berdych.

Finalista también en Indian Wells y San José, y ganador del torneo de Brisbane esta temporada, Roddick despide la temporada americana con este triunfo en Miami.
A partir de ahora, la tierra saluda a los tenistas, con los torneos de Casablanca y Houston esta semana, y el primer Masters 1.000 de tierra, el que se jugará en Montecarlo, esperando ya a la vuelta de la esquina.

  • 1