sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Deportes

Anelka la lía y Francia le echa del Mundial

El delantero insultó gravemente a su seleccionador, Raymond Domenech, en el descanso del partido contra México. Ahora, niega tal extremo y dice que sólo hubo una discusión acalorada. 

el 19 jun 2010 / 09:47 h.

Nicolas Anelka se despide de Sudáfrica.

Nicolas Anelka fue expulsado de la selección francesa por insultar a su seleccionador, Raymond Domenech, en el descanso del partido contra México. Se trata de la enésima salida de tono del delantero y el incidente acaba por desquiciar a una Francia que, salvo milagro, abandonará el Mundial por la puerta de atrás.

"Vete a tomar por el culo, sucio hijo de puta", le dijo Anelka a Domenech el pasado jueves, según reveló el diario L'Equipe. El altercado tuvo lugar después de que el seleccionador amenazara con cambiarle si no modificaba su actitud en el campo. Tras el insulto, el técnico le sustituyó por su compañero Gignac.

La revelación de esa discusión entre el jugador y el técnico acabó por dar la puntilla a una selección que ha vivido una tormentosa etapa en Sudáfrica, acosada por las polémicas extradeportivas y que ha dejado una mala imagen en el terreno de juego.

La portada de L'Equipe, que a toda página publicaba los insultos de Anelka, convulsionaron a la concentración del plantel y provocaron una reacción en cadena.

Primero fue un directivo de la Federación Francesa de Fútbol quien pidió la cabeza del jugador. Luego el presidente, Jean-Pierre Escalettes, le exigió excusas públicas y, ante su negativa, se vio obligado a expulsarle.

Lejos de cerrarse el caso, la salida del jugador ahonda la brecha que existe en el equipo, totalmente sublevado contra el desacreditado Domenech.

EL CAPITÁN SÓLO PIENSA EN EL "TRAIDOR". Así lo demuestra la actitud del capitán, Patrice Evra, que en lugar de condenar los insultos de Anelka, cargó contra el "traidor" que los reportó a la prensa. "El problema no es Anelka, es el traidor que está entre nosotros. Es a ese traidor al que hay que eliminar del grupo. Es alguien que quiere hacer mal a la selección", comenta el defensa del Manchester United.

ANELKA LO NIEGA TODO. Posteriormente, Escalettes afirmó que el cuerpo técnico había confirmado los insultos a Domenech, mientras que Anelka los desmentía. "Quiero decir que las palabras que salieron en la prensa no son mías. En efecto, hubo una discusión ruidosa con el seleccionador, pero se desarrolló en el secreto del vestuario, entre el seleccionador y yo, ante mis compañeros y el cuerpo técnico. Nunca debieron salir del vestuario", afirmó el jugador a una página web francesa.

Anelka, que por la tarde hizo las maletas para dejar el lujoso hotel que sirve de concentración a Francia, aseguró que sacar a la luz esa discusión hace mal al equipo. El delantero añadió que respeta a la selección y que no tiene problemas con ninguno de sus compañeros, en alusión clara a Gourcuff, con quien, según la prensa francesa, mantiene una disputa interna, y agregó que prefiere guardar silencio para no perjudicar al equipo que conserva opciones de clasificación.

Pero lo cierto es que con su actitud ha dañado la imagen de una Francia que en el Mundial no ha encontrado el sosiego y puede irse a casa antes de tiempo.

  • 1