martes, 23 abril 2019
21:02
, última actualización
Economía

Año de rozas para el campo

La crisis destruye 10.000 explotaciones andaluzas, casi la suma de 2007 y 2008

el 27 dic 2009 / 20:17 h.

Los agricultores han tomado las calles en reiteradas ocasiones a lo largo del año para protestar por su situación.

La crisis se ha cebado este año con el campo andaluz. Los altos costes, los bajos precios y la falta de liquidez que han imperado en los últimos 361 días se han llevado por delante unas 10.000 explotaciones agrarias, casi el mismo montante que sumaron 2007 y 2008, cuando desaparecieron 12.000.

Éste es el primer dato del negro balance del año agrario presentado por Asaja Andalucía en Sevilla, que expone cómo la coyuntura económica actual ha hilvanado las ya casi históricas crisis puntuales del campo, otorgándoles una nueva dimensión que amenaza con darle la última estocada a los agricultores.

"La agricultura andaluza avanza hacia su destrucción y se encuentra casi en un punto de no retorno, porque ni siquiera existen atisbos de que sea posible un relevo generacional", manifestó el presidente de Asaja-A, Ricardo Serra, durante la presentación.

Es la fórmula de la calamidad. Según Asaja, los precios pagados a los agricultores en el primer semestre han bajado el 17,8% respecto al mismo semestre del año anterior, mientras que los costes de producción no hacen más que subir. En los últimos cinco años éstos se han encarecido en torno al 30%, teniendo un especial impacto el gasóleo, que en los últimos doce meses acumula un incremento del 46% en su precio.

Así, la renta agraria se ve cada vez más mermada. Según los datos de diciembre del Ministerio de Medio Ambiente para el conjunto nacional, ésta ha caído por sexto año consecutivo. En concreto, lo ha hecho el 5,3%, hasta los 23.230 millones de euros.

De este modo, en el último lustro la renta agraria real total española se ha recortado un 26%. En Andalucía, el descalabro de las rentas del campo se ahondará aún más este año, dado que dos de los sectores con más peso en la región, como son el olivar y el hortofrutícola, han sufrido importantes rebajas.

En suma, si hablamos de ingresos reales, los agricultores de la UE han dejado de percibir el 12,2% en 2009, frente al descenso del 2,5% que se produjo el año anterior.

En este contexto, se produce el adelgazamiento de las ayudas directas de la PAC por los recortes de la denominada modulación, que Asaja estima que provocará pérdidas de hasta el 11% de las subvenciones percibidas por los agricultores.

Ningún cultivo en Andalucía se salva de unos precios "fatídicos"

El informe del año agrario de Asaja califica 2009 como un "año fatídico" para los cultivos andaluces.

En el caso del arroz, pudo sembrarse casi 37.000 hectáreas, de las que se obtuvieron 314.279 toneladas con precios entre los 250 y los 270 euros por tonelada.

El algodón ocupó 56.448 hectáreas, de las que se obtuvieron unos 1.200 kilos por cada una. De esta manera, el kilo se vendió a 30 céntimos.

La remolacha sembró 12.193 hectáreas y su cosecha se cifró en 695.000 toneladas, que se vendieron entre los 39 y los 42 euros cada una.

Los cítricos se concentraron en 74.128 hectáreas que produjeron unos 1,6 millones de toneladas. Se pagó entre 11 y 14 céntimos por kilo.

La superficie sembrada de patata alcanzó las 13.742 hectáreas que produjeron 397.008 toneladas, con precios en torno a 16 céntimos por kilo.

El trigo blando se plantó en 11.000 hectáreas, de las que se recogieron 350.000 toneladas. La superficie del trigo duro fue de 320.000 hectáreas, con una cosecha de 970.000 toneladas. Los precios de ambos trigos se situaron en 16 céntimos por kilo.

Andalucía produjo 1,03 millones de toneladas de aceite. Sus precios oscilan entre los 2,7 y los 2,1 euros por kilo tras el almacenamiento privado.

  • 1