sábado, 23 marzo 2019
21:31
, última actualización
Local

Antena 3 barre el mundo del corazón con ‘La escobilla nacional’

Ángel Llàcer presenta una alocada parodia de famosos y tertulianos que se emitirá todos los domingos.

el 16 ene 2010 / 20:57 h.

Ángel LLàcer y los actorres de 'La escobilla nacional'.-

Antena 3 estrena hoy La escobilla nacional, una alocada parodia de los programas del corazón en la que se producirán delirantes reuniones y reencuentros imposibles entre los famosos y tertulianos que están más de moda.

Con Àngel Llàcer al frente, este espacio, que se emitirá los domingos a las 21.45 horas, tratará de imitar con humor un género de programa rosa en el que los comentaristas son más famosos que los propios entrevistados. Gracias al trabajo de actores como Carlos Latre, Yolanda Ramos o Silvia Abril será posible asistir a un encuentro ficticio entre Jesulín de Ubrique y Belén Esteban, ver un careo entre Isabel Pantoja y Julián Muñoz o contemplar cómo Coto Matamoros le enseña el lado salvaje de la vida a Carmen Lomana.

El director de La escobilla nacional, Toni Soler, ha explicado que pretende hacer una parodia completa de un programa del corazón, desde cómo lo viven los telespectadores hasta los contenidos del directo, pasando por el control de realización. "La parodia es un espejo deformante y en este caso vamos a tener que deformar una realidad que ya de por sí es bastante deforme", ha indicado Soler.

Los responsables del espacio quieren hacer posible encuentros que en un programa del corazón convencional no se dan, mover a los personajes famosos y los tertulianos al igual que "juega un niño con sus clics de Famóbil". "Haremos lo que nos dé la gana independientemente de a qué cadena pertenecen los personajes, de si se hablan o no se hablan o de si hay alguna querella por medio, cosa que es bastante habitual", ha explicado el director.

En La escobilla nacional se desbordarán también los límites del corazón y podrá verse a personajes de la política o el deporte comentando qué les parece el último novio de la duquesa de Alba. Llàcer actúa de presentador del programa, de "director de orquesta y domador de fieras". El intérprete ha reconocido que las palabras que más utiliza en los rodajes son "basta ya" porque los actores se "descontrolan" e improvisan a su aire, algo que aporta frescura al formato. "El hecho de que todos vayan caracterizados menos yo me causa un trauma porque creo que soy friki", ha bromeado. Los responsables del programa han afirmado que se meterán "con todo quisqui", pero que la provocación gratuita no les interesa. "Intentaremos cebarnos, pero dudo mucho que lleguemos al nivel de crueldad que tienen ellos mismos", ha apuntado Soler.

Los famosos y tertulianos parodiados han sido avisados, como acto de cortesía para evitar susceptibilidades, pero Soler considera que si estos programas no molestan a nadie significa que no están cumpliendo su función. "Es para gente adulta que sabe reírse y que tiene que saber buscar la parte grotesca de su trabajo y de su vida", ha sostenido.

  • 1